El poder de la equitación

Los pacientes que pueden beneficiarse de la terapia equina son niños mayores de 5 años y adultos con trastornos.

La equitación es una actividad recreativa al aire libre que está ganando popularidad debido a que es saludable y beneficiosa para el jinete. Es un ejercicio a la vez cardiovascular, proporciona acondicionamiento muscular y mejora muchos aspectos de la vida de quien la practica. Hay poca limitación de edad y capacidades, por lo que montar a caballo es accesible y agradable para adultos y niños por igual.

La equitación es una actividad muy motivadora. Es mucho más divertida que hacer deporte en un gimnasio. Es social, entretenida, instructiva y a veces incluso espiritual. Pero por encima de todo, es terapéutica en muchos aspectos de la vida para el jinete, para los padres, para los voluntarios y para los instructores. Une a las personas de diferentes clases, personas que nunca tendrían la oportunidad de interactuar con un caballo o con una persona con discapacidad.

Equitación terapéutica

La equitación no sólo es una actividad recreativa: también existe la equitación terapéutica que es una forma de terapia para las personas con discapacidad física , mental o retraso en el desarrollo. Cada individuo tiene una sesión de equitación especializada creada para ellos por un profesional de la salud. A continuación, los beneficios más sobresalientes:

-Mejora la postura y la tonicidad muscular

-Da equilibrio dinámico y estático

Relaja

-Mejora el funcionamiento de los órganos

-Incrementa la confianza en sí mismo

Reduce la ansiedad y el estrés

-incremente la capacidad de comunicación verbal y no verbal

-Aumenta la interacción con las personas que se encuentran alrededor

-Permite controlar las emociones y descubrir sentimientos

-Crea un vínculo entre el animal y el jinete

-Crea hábitos de higiene y autocuidado

-Cambia el ánimo del niño desde el inicio de la terapia

-Mejora las funciones motoras

-Fomenta el respeto por los animales y la naturaleza

Los efectos de dicha terapia han sido investigados por la psicóloga Ana Isabel Burguillos Peña en pacientes con diversas patologías.

¿Quiénes pueden beneficiarse?

Los pacientes que pueden beneficiarse de la terapia equina son niños mayores de 5 años y adultos con trastornos como:

– Perturbaciones mentales y emocionales: autismo, fobias, psicosis.

– Trastornos del comportamiento: agresividad, nerviosismo, estrés, timidez, insomnio, hábitos sedentarios.

– Retrasos en el desarrollo, problemas de aprendizaje, problemas sociales.

– Disfunciones neurológicas con alteraciones motoras: parálisis cerebral, accidentes cerebro vasculares, traumatismo cerebral.

– Síndrome de Down, Síndrome de Rett.

– Problemas sensoriales, visuales, auditivos y del habla.

– Problemas ortopédicos: postura, equilibrio, degeneración articular, lesiones, amputaciones, malformaciones congénitas.

– Enfermedades reumáticas: en adultos y niños como la artritis reumatoidea o gota.

– Problemas respiratorios: asma, bronquitis, enfisema, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, post operatorio o post-traumático.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Riding por Bubblejewel96 , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/50657150@N03/4766554417/