Empieza a ahorrar desde hoy

Toma un lápiz y un papel y crea un presupuesto básico familiar para llevar el control de tus finanzas personales.

La gran mayoría de las personas han pasado por una crisis financiera al menos una vez en su vida. Tener dinero reservado en alguna cuenta de ahorros podrá salvarte de la ruina económica por si sucede algo inesperado, como por ejemplo alguna reparación del auto, estudios médicos, mantenimiento del hogar u otras emergencias. Por lo tanto, se hace imprescindible el ahorro y para ello deberás aprender a planificarlo.



Crea un presupuesto

Toma un lápiz y un papel y crea un presupuesto básico familiar para llevar el control de tus finanzas personales . Escribe el total de tus gastos fijos, como el pago de los préstamos o del seguro del auto, la renta, etcétera. A partir de ahí estima el costo de los alimentos y pagos de servicios. Revisa el presupuesto que tienes actualmente para ver dónde puedes hacer un par de recortes, y reduce o elimina completamente los ahorros destinados al entretenimiento.

Elimina servicios innecesarios

Revisa nuevamente tu presupuesto y considera no gastar de más en servicios de suscripción, tales como televisión por cable o membresías en los gimnasios, recibo de llamadas a celulares e Internet, gasolina, etcétera. Por otro lado, la luz si bien es un servicio necesario, trata de gastar lo menos posible al cambiar las lámparas comunes por las de bajo consumo, y programa la calefacción del aire acondicionado a no más de 21° C durante el invierno, y a no más de 24° C durante el verano.

Aprovecha los cupones

Encuentra la mejor manera para reducir los costos en el supermercado: utiliza los cupones de descuento y aprovecha las ofertas disponibles, con el objetivo de disminuir el gasto que tenías asignado para la alimentación. Los cupones no solamente se ven en los supermercados, sino que también se utilizan en farmacias, restaurantes y productos de limpieza, entre otros.

Abre una cuenta de ahorros

Guarda dinero para gastos mayores, tales como comprar una casa o un auto; abre una cuenta de depósito. Esas cuentas bancarias no generan riesgos y además ofrecen una tasa de interés más elevado que las cuentas normales de ahorro. Sin embargo, ten en cuenta que el dinero debe permanecer por un tiempo determinado, porque si lo sacas antes, deberás pagar una penalización.

Por lo tanto, de esa manera no podrás tocarlo cuando te tientes con algo que verdaderamente no necesitas de verdad. Si sigues esos consejos de la especialista en finanzas personales Sofía Macías al pie de la letra, podrás ahorrar un pellizco considerable por cada mes.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Poco gastar, el mejor ahorrar por Isacar Marín , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/isacarmarin/4438799310/