Evitar los accidentes domésticos es muy fácil

Con algunas medidas preventivas harás de tu hogar un lugar seguro, especialmente para los más pequeños.

En el hogar, así como en la vida , existen dos tipos de accidentes: los que se hubieran podido evitar si hubiéramos tomado algunas medidas de precaución, y los sucesos que se escapan totalmente de nuestro control, como ciertos fenómenos naturales y situaciones que se presentan a pesar de haber tomado algunas precauciones.

La mayoría de los accidentes domésticos entran en la categoría de los que se pueden evitar . Y entonces, si la seguridad y el bienestar de los miembros de nuestra familia es tan importante, ¿no vale la pena tomar las precauciones mínimas necesarias, que de hecho no nos cuestan nada?

He aquí algunos consejos que te podrían ayudar a evitar ciertos accidentes comunes en el hogar, sobre todo en la cocina y en el baño , donde por lo general ocurren la mayoría de ellos:

  • Cuando vayas a utilizar en la cocina cualquier instrumento cortante como cuchillos o tijeras, procura hacerlo antes de colocar al fuego cualquier olla o sartén. El simple hecho de estar pendiente del fuego puede ser una distracción que se debe evitar a la hora de cortar alimentos.
  • Cuando cocines mantén los mangos de las ollas y sartenes hacia adentro para evitar tropiezos.
  • Presta especial atención cuando emplees utensilios como la plancha, el horno, tostadora, etc.
  • Procura no colocar alfombras o mantas para limpiarse los pies en el borde de las escaleras de la casa, especialmente en las bajadas. Es muy fácil que se te enreden los pies en ellas y ruedes o caigas escaleras abajo.
  • Coloca en las duchas y/o bañeras alfombras plásticas anti-resbalantes . El jabón y el agua, especialmente juntos, suelen ser causantes de caídas graves en el baño , sobre todo en los adultos.
  • Crea el hábito en tu familia de no andar por la casa en medias o calcetines, sobre todo si tienes pisos resbaladizos . Los niños, e inclusive los adultos, pueden resbalar mientras corren o caminan apresuradamente o hacen giros, y estas son típicas caídas que terminan en fracturas.
  • Si tienes niños, sobre todo pequeños, toma las medidas básicas necesarias : cubre los toma corrientes para evitar que jueguen con ellos; no dejes cables sueltos que puedan dar corriente, ni tengas a la mano adornos muy pequeños o productos químicos se puedan tragar; evita que jueguen en la cocina, sobre todo cuando haya hornillas encendidas .

La mayoría de los accidentes domésticos se pueden evitar. Así que, si te tomas la pequeña molestia de detectar con anticipación posibles causantes de accidentes y aplicas las respectivas medidas de prevención, sin duda tendrás un hogar más tranquilo y seguro para todos y no tendrás nada que lamentar.