Frutas de estación: cómo aprovecharlas

Es bien conocido que las frutas deben formar parte de nuestra alimentación diaria, ya que, junto con la actividad física, contribuyen al adecuado funcionamientode nuestro organismo. Ahora bien, muchas veces debido al ritmo de vida que llevamos, no sabemos cómo incluir frutas en nuestras comidas. En este artículo te daremos ideas de cómo incluirlas en tu alimentación y además te informaremos a cerca de sus beneficios.

width=640

En el Portal Oficial de la Organizacion Mundial de la Salud  se recomienda la ingesta diaria de un mínimo de 400 gramos diarios de frutas y verduras bebido principalmente a que estos alimentos contienen altas cantidades de nutrientes y vitaminas que ayudan a  prevenir enfermedades crónicas  como la diabetes, las enfermedades del corazón, el cáncer y la obesidad. Si el consumo de frutas y verduras aumentara lo suficiente, podrían salvarse cada año cerca de 2 millones de vidas.

Las frutas y las verduras son una rica fuente de fibras, sales minerales, vitaminas y micronutrientes . Estudios científicos han demostrado que varias vitaminas contenidas en las frutas como la vitamina C y la E son potentes antioxidantes que retrasan o incluso invierten el proceso de envejecimiento celular e inflamación, que son los causantes de las enfermedades. 

Incluir frutas en nuestros hábitos alimenticios contribuye amejorar alimentación  de manera significativa, ayudándonos además a controlar el peso, y para poder disfrutar de estos beneficios al mejor precio, lo más recomendable es elegir Frutas de estación que son aquellas que, según las condiciones del clima en la zona donde se cultivan, se producen sin necesidad de forzar su producción, ni de traerlas de lugares lejanos, lo que usualmente incrementa su valor.

Las frutas siempre son una buena y rica opción para añadir a nuestra Dieta . Pueden ser consumidas solas o en licuados, postres, con helado, entre otras miles de opciones. Una de las formas más deliciosas de comerlas es en ensalada de frutas o acompañadas de yogur y cereales. Otra idea consiste en añadir trozos de fruta a las ensaladas que usualmente acompañan los platos fuertes.

A continuación podrás encontrar una lista de frutas que puedes aprovechar según la estación del año:

Otoño e invierno: plátano, limón, mandarina, manzana, membrillo, naranja, palta, pomelo, kinotos.

Primavera: ananá, banana, fresa, limón, manzana, naranja, aguacate.

Verano: ananá, ciruela, cereza, damasco, durazno, fresa, higo, melón, sandía, uvas, pera, aguacate, frambuesas.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Fruit and Vegetables por Tyne & Wear Archives & Museums , disponible bajo la licencia No se conocen limitaciones de Copyright en http://www.flickr.com/photos/twm_news/6987214835/