Ideas decorativas para conseguir ambientes relajantes

La iluminación, la textura de las telas y los colores son fundamentales para que tu casa sea un espacio armónico.

Para conseguir una vivienda acogedora, no será necesario que cuentes con muchos metros ni que esté amueblada con las últimas tendencias, bastará con que cuides algunos detalles y seas capaz de crear rincones elegantes y a tu gusto. Te contamos cómo puedes disfrutar de tu casa sin necesidad de realizar una gran inversión. Para ello será importante que mantengas la vivienda con un mínimo de orden y cuides los pequeños detalles.

Cuida todos los detalles

Deja entrar la naturaleza en tu hogar . Si tienes grandes ventanales y las vistas dejan ver un bonito paisaje no te lo pienses y déjalos abiertos libre de cortinas . De este modo, cada vez que te sientes frente a ellos podrás disfrutar de una agradable vista.

Atrévete y trae parte de la naturaleza dentro de casa: flores, plantas y agua te pueden ayudar a conseguir un ambiente de tranquilidad. El buen aroma de las flores inundará de frescura tu hogar . Otra buena opción es que pongas una fuente pequeña en el salón, el ruido del agua te relajará. Coloca velas, cojines grandes y mantas suaves al tacto; pueden ser grandes aliados para crear ambientes románticos e íntimos.

Elige los tejidos adecuados

Evita los tejidos vaporosos y ostentosos. Procura elegir telas suaves al tacto y ligeras . Para vestir tu cama , decántate por tejidos de algodón y en tonalidades claras. Si estás pensando en cambiar tu ropa de casa, opta por matices de blanco.

Piensa que en la mayoría de los spas la ropa es blanca porque es el color que más pureza y sosiego aporta a tus estancias. Uno de los detalles más importantes a la hora de buscar un ambiente acogedor es coordinar la gama cromática, evita los colores estridentes . Procura elegir tonos suaves de la paleta de pasteles, ocres y blancos en todas sus extensiones. Elige tejidos naturales como el lino o el algodón: te sentirás acariciada por un suave abrigo.

Gradúa bien la iluminación

Para conseguir una mayor intimidad, utiliza puntos de luz específicos. La luz tenue es la ideal para conseguir un ambiente íntimo . Colocando una lámpara de pie, conseguirás relajarte mientras lees un libro, y podrás apagar la luz principal. Si tienes la oportunidad, instala reguladores de intensidad, y conseguirás una luz tenue, disminuyendo la intensidad lumínica.

Además, siguiendo los consejos de la experta en decoración Yulieth Mora , en el mercado puedes encontrar infinidad de materiales naturales como maderas rústicas, bambú o plantas de interiores que pueden ayudarte a reducir el estrés.


Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de living room por Peter Rogers , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “Sharealike” en http://www.flickr.com/photos/rowdyman/208806514/