La ciencia contra la obesidad

En las últimas tres décadas, la obesidad ha crecido más del doble en todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud advierte que al menos 2,8 millones de personas adultas mueren cada año a causa del sobrepeso. Las cardiopatías, la diabetes y algunos tipos de cáncer son algunas de sus consecuencias más preocupantes. En el mundo hay casi mil 600 millones de adultos y 20 millones de niños menores de 5 años con sobrepeso. Las proyecciones para el año 2020 distan de ser prometedoras.

En las últimas tres décadas, la obesidad ha crecido más del doble en todo el mundo, con lo que se ha transformado en uno de los principales factores de riesgo para la salud. Dos de cada 10 personas adultas sufren de esta enfermedad. En los países desarrollados, el total de niños con sobrepeso asciende a 8 millones. Este mal se expande a las ciudades de los países en desarrollo, donde se registran 35 millones de niños con sobrepeso.

Las causas de la obesidad

A nivel mundial se identifican 2 tendencias negativas: por un lado, un aumento en la ingesta de alimentos hipercalóricos carentes de vitaminas y minerales; por otro, un fuerte descenso en la actividad física, junto a los hábitos sedentarios que propone la vida moderna y urbana. Vivimos en una cultura carente de movimiento en comparación con las actividades de nuestros antepasados. Así, una dieta adecuada y el control de peso se convierten en temas importantes.

El peligro que conlleva el sobrepeso

¿Sabías que las estimaciones indican que frente a los 1000 millones de desnutridos en nuestro planeta, existen 1500 millones de personas que tienen exceso de peso? Si bien nuestro medio cultural es obesogénico, al favorecer hábitos de vida que provocan el sobrepeso, la obesidad dista de ser sinónimo de buena nutrición. Elena Sanz, experta en ciencia, tecnología y salud , te propone un plan de ataque mediante la limitación en la ingesta de grasas y azúcares.

La ciencia continúa enfatizando en la prevención y alentando el esfuerzo individual y colectivo. Estos son los 3 pilares para combatir el problema. En algunos países las cirugías bariátricas otorgan beneficios inéditos. De todas formas, es preciso que pasados los 25 años de edad, controles tu peso. Desde la medicina, los tratamientos más efectivos combinan dietas destinadas para perder grasa y activar el metabolismo junto con la modificación de hábitos y conductas sedentarias.

Recuerda que debes leer las etiquetas de los productos que consumes para asegurarte de sus propiedades nutricionales. Incrementa el consumo de frutas , verduras, legumbres, cereales integrales y nueces. Medita, haz actividad física, toma caminatas diarias de 30 minutos y aléjate de la TV.  Inculca hábitos saludables a tu familia y amigos. Pon en marcha la cadena. ¡Ya es hora!

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Sanutri aconseja el consumo de fruta para completar la dieta de tu pequeño por Sanutri Alimentación Infantil , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “Sharealike” en http://www.flickr.com/photos/sanutri/4293311808/