La conveniencia o no de ser amigos con derechos

Debes tener muy claro que la relación se basa casi única y exclusivamente en el sexo.

Es en este momento cuando te planteas comenzar una relación sin compromisos, en la que lo único que importa es la atracción física y disfrutar juntos haciendo lo que te apetezca sin dar más explicaciones. Este tipo de relación es posible siempre y cuando tú y tu compañero de aventuras estén de acuerdo y sean conscientes de lo que implica este tipo de vínculo.

Los “amigos con derecho a roce” son una buena opción ante la soledad, pero también pueden convertirse en un juego peligroso y convertirse en un arma de doble filo, ya que puede que no consigas aguantar las pautas de “no-sentimientos” y caigas en el desamor, la decepción, la tristeza, las lágrimas y, finalmente, en la separación dolorosa.

Este tipo de relaciones ha aumentado considerablemente en los últimos años. Esto indica la tendencia que existe de disfrutar del placer físico por encima de los compromisos y las ataduras sentimentales y emocionales. Puedes recurrir a una relación de estas características por compartir un gusto sexual, para superar una relación fallida , para complementar una relación que se ha vuelto monótona, por no estar sola pero tampoco enormemente acompañada o por miedo al compromiso.

Ventajas de los amigos con derechos

– No tienes las ataduras de una relación convencional.

– Tienes a alguien que te hace compañía, según tus deseos.

– Sabes hasta dónde puedes llegar de antemano.

Desventajas de “un amigo con derecho a roce”

– Puedes confundir tus sentimientos y enamorarte.

– Puedes sentir celos porque puede ir con otras chicas.

– Si acabas mal, puede finalizar vuestra amistad.

– Pueden etiquetarte de mujer fácil e insensible.

Para que funcione…

– Marca las reglas desde el principio. Tienes que tener muy claro que la relación se basa casi única y exclusivamente en el sexo . Una buena comunicación tanto del lenguaje no verbal como del verbal es fundamental para que aclares las cosas.

– No esperes llamadas de teléfono, visitas inesperadas, regalos, palabras románticas, etc.

– Sé discreta. Este tipo de relación es mejor manejarlo lo más discreto posible, para que las demás personas no opinen ni presionen de ninguna manera, sobre todo, si es entre compañeros de trabajo .

– No puedes tener celos. No puedes reclamarle ni estar celosa.

– No debes experimentar sentimientos más allá de la atracción física y sexual.

Según la psicóloga Nerea Gómez , este tipo de amistad está plagado de personas que tienen miedo a comprometerse, ya que se sienten inseguros de sí mismos.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Kiss por Thomas Hawk , disponible bajo la Licencia de Atribución No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/thomashawk/245769695/