La importancia de las relaciones sociales

En definitiva, si conservas buenas relaciones sociales, estarás fomentando tu calidad de vida y salud.
La importancia de las relaciones sociales

De todos es sabido, que quién tiene un amigo tiene un tesoro y esto nos demuestra lo fundamentales que son las relaciones sociales en tu vida. Parece que cuanta más vida social y más amigos tengas, mejor va a ser tu salud. A los amigos se añaden tu entorno familiar como apoyo incondicional para enfrentarse a ciertos problemas de salud o económicos, entre otros. En definitiva, si conservas buenas relaciones sociales, estarás fomentando tu calidad de vida y salud.

El entorno social en el que nos movemos, lo vas construyendo con lazos afectivos y seleccionando a tus propias amistades. Todos los seres humanos forman parte de una extensa red social que nos protege y contribuye a la creación de la identidad. Este entorno lo componen todas esas personas que, para ti, son fundamentales y te rodean en los distintos ámbitos en los que participas a lo largo de tu vida y, por supuesto, su influencia es de vital importancia para tu crecimiento personal y tu bienestar personal y familiar.

El estudio de Carlos González Díaz, Investigador de la Fundación Internacional iS+D , expone la importancia que tienen las relaciones sociales en los humanos ya que su ausencia modifica su conducta e incluso el funcionamiento de su cerebro. En definitiva, que los cambios externos en las personas llevan a unos cambios biológicos y no solo al revés. Propone seguir estudiando estos fenómenos mediante un enfoque interdisciplinar en el que el equipo de trabajo esté formado por profesionales de distintas áreas de la sociología y de la biología.

Claves para mejorar tus relaciones sociales

– Sonríe a todas las personas que conoces. Con la sonrisa das una mejor impresión y te será más fácil empezar a conversar.

– Conversa con gente que no conoces. Practica entablar una charla con algunos vecinos o personas que no conoces, poco a poco, te será más fácil integrarte en lugares nuevos.

– Mira a los ojos de tu interlocutor. Si le miras a los ojos le trasmites interés en lo que te dice.

– Recuerda nombres, caras e información. Si memorizas el nombre o información de una persona al conocerla o en un segundo encuentro, muestras interés hacía esa persona y te lo agradecerá teniendo una mejor opinión de ti.

– Formula preguntas. Si no sabes de qué hablar, pregúntale a la otra persona algo que te gustaría saber, puede ser una buena forma de romper el hielo.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de more happy time! por P?teris Caune , disponible bajo la  Licencia de Atribución No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/cuu/2514092599/