La importancia del desayuno

No dejes que tus pequeños consuman comida chatarra a falta de un buen desayuno. Te damos un par de recetas prácticas.

Después de dormir toda la noche, nuestro cuerpo despierta con el estómago vacío; por ello, es importante nutrirnos para tener la energía suficiente para todo el día.

En esta época, el desayuno se ha dejado de lado, y hasta los más pequeños sufren las consecuencias: al no desayunar en casa, compran comida chatarra en la escuela. Es uno de los puntos que contribuye a la obesidad infantil .

Lo mismo pasa para los adultos que viven de prisa y compran cualquier cosa para desayunar. No es sano empezar el día con un café y una rosquilla.

En la primera comida del día es recomendable consumir alimentos que incluyan carbohidratos, fibra, proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales. Debe representar del 25 al 30% de las calorías de toda la jornada.

Los carbohidratos son representados por los cereales, panes, azúcares, tortillas, galletas, etc. Lo recomendable es consumirlas con moderación y de preferencia integrales.

La fibra está presente en las frutas, verduras y cereales integrales. En el caso de las primeras, puedes consumirlas en jugos o enteras (lo más recomendable). Las verduras también se pueden integrar en forma de jugos y extractos. Al variar diariamente frutas y verduras, obtienes vitaminas y minerales.

Las grasas saludables las encuentras en el aceite de oliva, aguacate, nueces y demás frutos secos.

Opta por calidad en vez de cantidad . Un desayuno balanceado te dejará satisfecho y dará otra consecuencia tal vez inesperada: bajar de peso.

Si tienes prisa, puedes preparar este smoothie que no te tomará más de 5 minutos; es para una persona:

Smoothie de plátano, avena y cacahuate

1/2 plátano

1 1/2 taza de leche baja en grasas, almendras, arroz

1 cucharadita de miel de abeja

1/4 taza de avena

1 cucharadita de mantequilla de cacahuate (o almendras)

1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Hielo al gusto

Licua todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.

Como el  doctor Cormillot comenta, el desayuno es una actividad social importante; por ello, deberías tratar de desayunar en familia. Seguro les encantará esta propuesta:

Sándwich integral de huevo con morrón

8 rebanadas de pan de caja integral

2 cucharadas de aceite de oliva

1 jitomate maduro, picado

1 pimiento morrón, picado

1/2 cebolla picada

1/2 cucharadita de orégano seco, molido

Sal y pimienta

4 huevos

4 rebanadas de queso mozzarella

El pan lo tuestas ligeramente. Reserva.

Calienta una sartén junto con el aceite de oliva. Cocina el jitomate, el chile morrón y cebolla picada moviendo constantemente por 5 minutos. Sazona con sal, pimienta y orégano.

Incorpora los huevos, revuelve y cocina hasta dejarlos en el punto de cocción deseado.

Arma los emparedados repartiendo el huevo sobre 4 rebanadas de pan. Encima coloca queso y cierra con la tapa de pan.

Sirve de inmediato.

Fuente imagen: Breakfast por Alpha , disponible bajo Licencia de Atribución “Sharealike” en http://www.flickr.com/photos/avlxyz/42676700/