Lactancia materna: beneficios para mamás y bebés

El hecho de que la mamá alimente al bebé, fortalece su salud y le prepara para enfrentarse al mundo.
Lactancia materna: beneficios para mamás y bebés
Foto: Shutterstock

La alimentación de los niños durante sus primeros meses de vida es decisiva, pues es en ese momento en que el bebé adquiere los anticuerpos necesarios para protegerse del mundo exterior. Si bien las leches de fórmula son capaces de brindar el aporte nutritivo necesario, no contienen los elementos y ventajas que encierra la leche materna, el único alimento especialmente diseñado para cubrir todas las necesidades del bebé, no sólo a nivel nutricional sino emocional. Existen numerosos mitos acerca de la lactancia materna, pero estos se disipan una vez que evalúas sus beneficios.

¿Cuáles son las ventajas para los bebés?

La leche materna está especialmente diseñada para proteger y alimentar al bebé. En efecto, la composición de la leche cambia a medida que el niño crece.

Durante los primeros días es amarilla y se la llama calostro; es rica en vitamina A y en anticuerpos. A partir del cuarto día se produce una leche blanca y aguada, rica en grasa, vitaminas y calorías. Después de la tercera semana, se convierte en otra solución que cubre todos los requerimientos nutricionales del bebé en su crecimiento.

Al ser amamantado, el bebé permanece en contacto con la piel de la madre que le brinda calor y protección. Esa sensación de seguridad es importante para el futuro bienestar psicológico y emocional del niño. Además, protege contra infecciones, alergias y enfermedades como la neumonía y diarreas, las causas más frecuentes de mortalidad infantil.

Es estéril, libre de gérmenes y es fácil de digerir. Ayuda al desarrollo de los músculos maxilofaciales del bebé y lo protege a largo plazo: se ha comprobado que los individuos que han sido amamantados son menos propensos a sufrir de hipertensión, colesterol alto y obesidad.

Beneficios para las madres

  • La lactancia materna funciona como anticonceptivo natural, con un 98% de efectividad durante los primeros seis meses siguientes al parto.
  • Reduce el riesgo de cáncer de seno y ovarios.
  • Ayuda a perder el peso ganado durante el embarazo, pues el cuerpo utiliza la grasaalmacenada para producir la leche.
  • Reduce las hemorragias después del parto, pues la succión del bebé estimula las glándulas encargadas de producir las hormonas que ayudan a contraer el útero.
  • Es gratuita, fácil de administrar y no requiere tiempo de preparación.
  • Ayuda a prevenir la depresión post parto, pues alimenta el nexo entre madre e hijo, convirtiéndola en una actividad placentera.


Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Piknikas por Aurimas Mikalauskas , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “Sharealike” en http://www.flickr.com/photos/aurimas_m/3802740128/