Los beneficios de las hierbas aromáticas

Las hierbas aromáticas transforman cualquier clase de preparación en un plato especial aportando delicadeza, sabor y bienestar para la salud.

Deben ser aprovechadas cuando están frescas. Si cuentas con un espacio exterior, ya sea un patio, un balcón, unos potes de cara a la ventana o un jardín puedes cultivarlas en casa.

Para armar tu propia reserva de finas hierbas, tan nombradas en la gastronomía actual, tan solo debes armarte con unas ramitas de albahaca, cebollino ( ciboulette ), estragón, hinojo y perejil.

También puedes recurrir a las hojas frescas de apio, cilantro ( Coriandrum sativum ), hinojo, laurel, menta y tomillo. Estas plantas son ideales para realzar el sabor de guisos, sopas, salsas, carnes y ensaladas.

Arma tu propio ramillete, échalo en la cacerola hacia el final de la cocción para que conserven sus propiedades medicinales y remuévelo antes de servir. El calor exacerba su fragancia.

Todas las hierbas aromáticas que hemos nombrado tienen la particularidad de facilitar el proceso digestivo, eliminar los microbios y reducir los gases.

Propiedades y usos culinarios

  • La albahaca activa el sistema inmunológico, es antiinflamatoria, digestiva y combate la depresión, el insomnio y las migrañas. Es ideal para cocinar salsa de tomates, pastas y ensaladas.
  • El apio es un poderoso diurético con propiedades expectorantes. Además, combate las infecciones urinarias y contribuye a regularizar el período menstrual. ¡No te pierdas esta exquisita combinación !
  • El cebollino es antiséptico, digestivo y diurético. Alcaliniza la sangre y calma los dolores artríticos. Puede emplearse en una gran variedad de platos, sobre todo en la elaboración salsas, mariscos, rellenos, tortillas, cremas de puerros y sopas frías.
  • El cilantro es antiespasmódico, carminativo (combate flatulencias), depurativo, digestivo y estimula el sistema nervioso mejorando el rendimiento mental.
  • El estragón resulta casi mágico pues induce el apetito, combate la flatulencia y el hipo. Al favorecer la producción de la bilis facilita la digestión y la expulsión de toxinas del organismo. Va muy bien con salsas, ensaladas, pollo y huevos.
  • El hinojo es antioxidante y mejora la digestión. Ayuda a mantener el colesterol en niveles óptimos. Aromatiza carnes y pescados, es base de ensaladas y sabrosas vinagretas, y marida perfectamente con patatas y quesos.
  • El laurel es hepatoprotector. Contiene sustancias antioxidantes, minerales y bactericidas. Se utiliza en preparaciones con legumbres, escabeches y guisos. Se retira antes de servir.
  • La menta es un refrescante aperitivo que actúa como antiespasmódico y digestivo. Combina con carnes como el cordero.
  • El perejil contiene vitaminas, actúa como tónico estomacal, es depurativo y tiene propiedades adelgazantes. Se luce en platos con carne, pescados y/o salsas.
  • El romero es rico en antioxidantes, alivia el aparato digestivo y las enfermedades respiratorias. Adoba carnes asadas, conejo y pollo.
  • La salvia tonifica el sistema digestivo, activa la circulación y tiene cualidades astringentes. Suele usarse en la cocción de carnes a la parrilla, especialmente cerdo y ternera.
  • El tomillo, fortalecedor del sistema digestivo y respiratorio, aromatiza un buen cordero.

Para que tus platos se destaquen, las hierbas aromáticas deben incorporarse en bajas cantidades por su fortaleza en sabor.