Lupita Jones: a la vanguardia del éxito y la belleza

La exMiss Universo habla sobre su experiencia al actuar por primera vez en la telenovela Rosario.

El éxito no es sólo cuestión de belleza, así lo ha demostrado Lupita Jones quien ha desarrollado su carrera a punta de dedicación y esfuerzo. Hoy, Lupita no sólo cuenta con un importante nombre en el mundo de los concursos de belleza, sino que también se ha permitido incursionar en diferentes áreas. La más reciente surgió de forma inesperada y es la actuación, con un papel en la telenovela Rosario.

Por primera vez Lupita encarna a Fabiana, una actriz famosa a quien ya le pasó su cuarto de hora y no se conforma con la situación.

“Fabiana es la exesposa del protagonista, Guy Ecker. Ella se resiste a aceptar que su época ya pasó y al momento que regresa con su familia se encuentra con ciertas situaciones y trata de poner todo a su favor. Fabiana se enfrenta con la antagonista de la novela… y resultó siendo más mala todavía”.

Para ello, la exMiss Universo mexicana se preparó con clases en la escuela de actuación de Televisa CEA, en México.

“Es la primera vez que lo hago pero me siento muy bien, especialmente respaldada y apoyada por Venevisión y Univisión. Ellos han hecho que sea fácil integrarme a este proyecto. Eso me llena de ilusión y de gran energía”.

Sin embargo, este reto no ha sido sencillo para ella, ya que las escenas de llanto le han resultado un poco complicadas.

“Lo que más me cuesta es cuando tengo que llorar porque normalmente soy una persona que reprime mucho eso. En lo personal, procuro controlar mucho este tipo de emociones aunque se que es un personaje, pero es difícil desprenderme de ello”.

Lupita también es jurado de Nuestra Belleza Latina, concurso en el que ha venido trabajando intensamente en las recientes semanas. Con tantos proyectos y ocupaciones, le preguntamos cómo maneja su tiempo para cumplir con todos los compromisos de su carrera, ser madre y lucir bella.

“Como decimos en México, se me junto toda la chamba. De pronto como que me vuelvo un poquito loca y cuesta trabajo pero me siento respaldada por mi equipo. Lo que más me angustia y me agobia es mi hijo”.

Simón, el hijo de Lupita, cumplió 15 años y ya le dijo a su madre que desearía estudiar actuación. Simón la ha apoyado incondicionalmente para que ella pueda realizar su participación con éxito en la telenovela.

“Hablé con mi hijo y le dije fíjate que las cosas están cambiando y no sé cuando pueda venir a verte y la verdad no me siento a gusto dejándote solo tanto tiempo y él me dijo, mamá no te preocupes, yo estoy bien esto es por tú carrera, yo te apoyo. Eso me dio mucha fuerza, mucha confianza para aceptar esta propuesta porque estuve a punto de decir que no, y él me dijo vive la experiencia”.

Actualmente, Lupita está soltera y abierta a encontrar una pareja que la quiera, y con quien pudiera casarse en algún momento. Lo que es importante para ella es que la haga sentir plena.

Para conseguir el éxito en los negocios, la empresaria se ha valido de la constancia, la disciplina, el compromiso pero ante todo, el no dejarse vencer ante las dificultades. Siempre ha tenido pasión por lo que hace por eso lo disfruta los retos de su carrera. Entre ellos, el de mantenerse joven y bella .

Lupita también ha incursionado en el mundo editorial con la exitosa publicación de dos libros de medicina antienvejecimiento , el más reciente se llama el ‘ABC para rejuvenecer’. Todos los secretos de belleza del libro ella los ha probado con anterioridad junto con su socio, Diego Di Marco, para asegurarse de que realmente funcionan.

“Un hábito sagrado para mí es no saltarme ninguna comida, a lo mejor la gente piensa que no como nada, pero soy muy disciplinada con mis cinco comidas al día. Evito harinas, azúcares y grasas. Mi dieta se basa en proteínas, verduras, granos, arroz, frijoles, lentejas, frutos secos, nueces, almendras y arándanos como parte de mis snacks diarios”.

Lupita también escoge cuidadosamente los productos para su piel y su cabello, hace ejercicio regularmente y siempre se retira hasta la última gota de maquillaje antes de irse a dormir.

“Yo creo que el peor hábito que tenemos las mujeres es el de resignarse y decir ya pasaron los años , ya tuve a mis hijos, ya qué importa, me dejo engordar, no vale la pena. Los años para mí no son sinónimo de resignación, son sinónimo de seguir luchando, de estar siempre pendiente de ti, de seguirte cuidando, seguirte queriendo y lucir hermosa”.