¿Malos hábitos? Es hora de vencerlos y ponerte en forma

La excusa del cansancio es muy común, pero la realidad es que practicar actividad física en forma regular recarga tu energía.

Si deseas verte en forma, sentirte liviana y estar saludable, no dudes en poner toda tu energía en comer sano y realizar actividad física. Es hora de vencer los malos hábitos que te llevan al sedentarismo. Trátate con la dulzura que te mereces y recuerda que el movimiento es vida. El problema no está en el mundo exterior, sino en las excusas y razonamientos incorrectos con los que finalmente postergas los beneficios de no tener sobrepeso y moldear tu cuerpo.

Obstáculos comunes y estrategias para superarlos

  • Como porque estoy estresada, deprimida o aburrida

Debes diferenciar entre las ganas de comer y el apetito real. Si no tienes hambre y quieres comer es porque te sientes ansiosa. Ten a mano frutas, jugos naturales y vegetales como apio o zanahoria. Identifica los motivos por los cuales tu estado de ánimo está perturbado y busca conversar o realizar una actividad. Apenas coloques tu atención en algo positivo, tus ganas de comer desaparecerán.

  • No tengo tiempo para hacer ejercicio, estoy cansada, no me gusta

Ante la falta de tiempo, pregúntate cuánto tiempo pasas frente a la TV o al ordenador. Es cuestión de organizarte y definir tus prioridades. Trata de caminar lo máximo que puedas, usa las escaleras en lugar del ascensor, busca una actividad que te entusiasme. Si prefieres, practica tu rutina en casa. Hay numerosos videos en la web para ponerte en forma. La excusa del cansancio es muy común, pero la realidad es que practicar actividad física en forma regular recarga tu energía a la vez que tu cerebro produce endorfinas (hormonas de felicidad). Prueba una rutina sencilla como una caminata de 30 minutos, una sesión de pilates o una clase de danza. Intenta bailar en casa y combina diversas actividades como nadar o andar en bici.

  • Me frustra esforzarme y perder poco peso

Desafortunadamente, no existe una píldora mágica que remueva el sobrepeso. Tus metas deben ser realistas y debes festejar tus logros por más pequeños que te parezcan. La balanza no es lo más importante, sino la adopción de un estilo de vida saludable.

  • Los vegetales y las frutas no me gustan
  • Elige probar nuevas frutas, mézclalas con cereales y yogurt. Combina diferentes frutas y prepara zumos con agua y hielo. Te darán muchísima saciedad y te aportarán nutrientes esenciales. En cuanto a los vegetales, el verdadero secreto está en la forma de cocción. Prueba sofreír diferentes vegetales con especias o hierbas aromáticas en unas pocas gotas de aceite de oliva o bien hornearlos utilizando condimentos.

    Otras recomendaciones

    No desayunar o saltarte las comidas son malos hábitos. Del mismo modo que ponerte excusas es el camino a la perdición, llevar adelante un plan de alimentación saludable hará que no ganes peso. Incluye pescados desgrasados, harinas integrales, jugos de fruta, sopas caseras de vegetales y semillas.

    Evita los productos enlatados o envasados pues contienen conservantes y químicos que fijan aún más las grasas. No abuses de los productos “light” ya que también tienen grasas y calorías. Por último, junta tus manos en forma de cuenco. El tamaño de ese cuenco representa la ración perfecta de comida para tu cuerpo.