Mantener la salud dental de tus hijos sin peleas

La salud dental tiene una incidencia directa en tu bienestar general. Mantener la boca sana no sólo es una cuestión estética, su participación en las diversas funciones de tu organismo hace que su cuidado sea fundamental. Para ello cepillarse los dientes diariamente, evitar dulces y mantener una adecuada higiene dental es imprescindible, e inculcar esto a tus hijos a veces puede ser complicado, pero necesario para evitar problemas en el futuro.

Lo importante es que desde pequeños se familiaricen con el cepillado y adquieran este hábito. Cuando son bebés con un paño o gasa húmeda límpiales las encías y la boca, de esta manera se irán acostumbrado a la limpieza bucal. En el momento que aparecen las primeras piezas ya puedes utilizar un cepillo muy suave. Al principio tendrás que poner mucho entusiasmo y hacerles ver esto de una manera atractiva. Para ello compra un cepillo de su color favorito con algún muñeco que le guste, o vete a comprarlo con ellos. A los niños les encanta imitar a los grandes, por lo que si lo enfocas bien estarán encantados de empezar a utilizar ese nuevo artilugio y más si lo consideran casi como un juguete más. Es importante que compartas con ellos el momento del cepillado, ya sabes que se predica con el ejemplo y además así les podrás enseñar cómo hacerlo correctamente, a la vez que supervisas que va aprendiendo hasta que pueda hacerlo de manera independiente. Convertir este momento en un juego y no en una pelea es el secreto para lograr mantener su salud dental. Por eso y dependiendo de los gustos de tus hijos puedes recurrir a diferentes estrategias desde contarles un cuento que durará el tiempo que ellos tardan en lavarse los dientes, hasta cantar una canción mientras lo hacen. Canción que podéis aprender juntos o inventar. Si a tu hij@ le gusta bailar, la canción con una coreografía sencilla del cepillado resultará lo más fácil para divertirle, y si bailar también te gusta a ti será un momento grato para l@s dos.

Aparte de la higiene dental evitar en lo posible el consumo de dulces es vital para que en el futuro gocen de una buena salud dental. La infancia es el momento adecuado para fomentar unos hábitos alimenticios saludables y el consumo excesivo de azúcares es contrario a ellos. Es importante que desde el principio seas firme, no se trata de prohibir todo lo dulce pero sí de no utilizarlos como premio o recompensa ni permitir su consumo habitual. Piensa que todos estos hábitos van conformando la salud de tu hij@, así que no le restes importancia, ni lo relegues para cuando sea mayor.