Misterios masculinos revelados por un hombre

Sin dudas, el enigma en el sexo opuesto es un espacio que jamás descubriremos completamente. Y eso es, a la vez, inquietante y encantador.

Una de las cuestiones que más se escucha en las mujeres acerca de los hombres tiene que ver con la dificultad para comprender sus conductas. ¿Por qué no les preocupa lo que nos pasa? ¿Cuál es la razón por la que después de una cita promete llamar y no lo hace? ¿Por qué les obsesiona el sexo? ¿A qué le temen? ¿Qué esperan de nosotras? Sin dudas, el enigma en el sexo opuesto es un espacio que jamás descubriremos completamente. Y eso es, a la vez, inquietante y encantador.

Los hombres y sus temores 

Tal vez te resulte útil conocer alguna de las explicaciones de un hombre sobre sus conductas típicas, para conocerlos y comprenderlos más. En primer lugar, nosotras estamos atentas a lo que ellos necesitan: preguntamos y hacemos algo al respecto. Sin embargo, nos toca pedir lo que precisamos, como si a ellos no les preocupara. Pero muchos hombres ven y se dan cuenta de lo que nos ocurre; sólo tienen miedo de preguntar , ya que temen recibir como respuestaalgo que no sabrán resolver . Y esto se basa en que se les ha educado para tener siempre una solución.

Otra de las dudas sobre lo masculino aparece en las primeras citas: “dijo que llamaría, pero no lo hace”. A esto, el bloguero Sergio Sinay , psicólogo y escritor argentino, responde que el hombre necesita creer que tiene el control para sentirse seguro . No llamar es una manera de percibir que maneja la situación. La causa es que los hombres consideran que siempre deben dejarnos satisfechas, y el “te llamaré” cumple con esta premisa: quedamos complacidas al percibir que ese encuentro puede tener futuro.

Atrapados en el mito del macho 

Otra punto por descubrir es sobre la obsesión por el sexo. Según Sinay, ellos quedan atrapados en el mito del macho potente, servidor de la hembra. Esto los convierte en objetos sexuales destinados a desear y satisfacer . Si no pueden hacerlo, sienten que tambalea su masculinidad, lo que se enlaza a la pregunta sobre los miedos de los hombres. En primer lugar, es difícil encontrar que alguno acepte tenerlos. Apenas pueden deslizar el temor a no poder mantener a la familia, a enfermar o a morir. Sin embargo, estas respuestas ocultan miedos más profundos, de los que huyen de manera automática.

Por último, lo más importante: ¿Qué esperan de nosotras? En general confunden lo que deben querer con lo que en realidad desean . Superficialmente dirán que quiere ser cuidados, atendidos, no ser cuestionados. Pero cuando llegan a la intimidad de un vínculo, es posible conocer sus expectativas únicas e individuales, que construyen junto con la mujer amada. Tanto los hombres como las mujeres quedamos frecuentemente escondidos detrás de los mandatos culturales. Sin embargo, el amor y una relación profunda sacan a la luz lo que verdaderamente somos: nuestro misterio personal.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de El hombre imaginario por Reinaldo Emilio Cortes Carrasco , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “ShareAlike” No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/emilioelmago/5205459582/