Mitos y realidades sobre el chocolate

Entre las propiedades del chocolate se cuentan algunas virtudes, aunque también algunos defectos.

Originalmente cultivado por Mayas y Aztecas, el chocolate (elaborado a partir del cacao) es uno de los alimentos dulces preferidos por los golosos a lo ancho del mundo. Los hay amargos, con leche, con azúcar o sin ella, blancos y con ingredientes extra como almendras o pasas. Su fórmula es una combinación de cacao, azúcar y grasas, dependiendo de qué clase sea. Por ello es que entre las propiedades del chocolate se cuentan algunas virtudes, aunque también algunos defectos. Como todo alimento, lo aconsejable es que lo consumas con moderación, en especial si mantienes una dieta hipo-calórica.

Verdades y mentiras del chocolate

Presta atención a estos mitos y realidades que te ayudarán a esclarecer algunas incógnitas:

1. “El chocolate engorda”: falso. La capacidad que tienen los alimentos de ser “engordadores” depende en verdad de los ingredientes que llevan en su preparación, de la cantidad que consumas de ellos y de tu capacidad para quemar (utilizar) las calorías que ingieres. 100 gramos de chocolate tienen un promedio de 500 calorías. Si es negro o amargo, su nivel calórico será menor al que tendrá si contiene leche u otros agregados. Por ejemplo, una barrita de chocolate negro contiene un promedio de 85 calorías.

2. “El chocolate calma la ansiedad”: verdadero. Este alimento estimula la producción de serotonina, capaz de reducir tus niveles de ansiedad al provocarte una sensación de tranquilidad y placer . Además, es rico en magnesio, un mineral esencial para mantener saludable tu sistema nervioso.

3. “En las dietas, el chocolate se permite“: verdadero. Algunas dietas para bajar de peso incorporaron el chocolate negro, siempre y cuando se consuma durante la primera hora después de levantarse. Esto es así porque en el desayuno se acelera el metabolismo , haciendo que el desgaste de calorías sea mayor. Consumirlo durante la mañana te quitará el deseo desenfrenado de ingerir dulces a lo largo del día.

4. “El chocolate produce acné”: falso. No existen pruebas científicas concluyentes que relacionen a este alimento con la aparición de barros o acné. Por el contrario, su alta concentración de antioxidantes son buenos para tu piel ya que favorecen su regeneración.

Dentro de las tradiciones mexicanas , el consumo del chocolate ha sido tan popular desde sus inicios que hasta la Ciudad de México ya tiene ni más ni menos que el Museo del Chocolate . Si eres una amante de esta delicia, disfrutarás de la visita a este espacio dedicado exclusivamente a promover y explorar el chocolate dentro de la cultura mexicana.

Fuente imagen: Chocolate Milk por Jukka Zitting , disponible bajo Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/jlz/4169031076/