Mitos y verdades de la depilación láser

Acabar con el pelo de raíz y para siempre es un sueño para todas las mujeres.

Con el paso de los años, las modas cambian y si antes las mujeres no le daban tanta importancia al vello corporal, ahora no queremos tener ni un pelo. Descuidar este apartado es en la actualidad un sinónimo de dejadez y de falta de higiene. Por eso, las esteticistas han hecho mucho negocio con la cera y ahora con otras técnicas más avanzadas.

Uno de los tratamientos que más de moda están en la actualidad para eliminar el vello es la depilación láser. Acabar con el pelo de raíz y para siempre es un sueño para todas las mujeres. A pesar de que es todo un avance, circulan muchos mitos falsos en torno a este sistema. Conocerlos es la clave antes de someternos a la primera sesión.

No es un método definitivo

Existe la creencia de que la depilación láser es un método definitivo. Esta afirmación es errónea. Tiene una efectividad del 90%, con lo que no se puede asegurar que los resultados sean permanentes. Lo que sí es seguro es que con cada sesión el vello crece menos, más débil y más claro . Esta técnica puede ser realizada en una cabina de estética , pero siempre por un profesional calificado. Si el láser es utilizado por un especialista y se emite la carga correcta de luz, la depilación no tiene que ser dolorosa, por lo que no será necesario el uso de anestesia.

No todas las personas pueden usar este sistema

Si se presentan quemaduras, heridas, irritación o alguna enfermedad cutánea como herpes u hongos, no se podrá realizar este tratamiento. De igual forma, las mujeres embarazadas o en período de lactancia no podrán depilarse a través de este método. El mismo caso se aplica a quienes viven con diabetes o a quienes estén tomando algún medicamento, quienes deberán consultar a su médico antes de exponerse al láser.

Dos de los grandes mitos que rodean a esta técnica son que puede provocar cáncer de piel o que puede dañar los tejidos que rodean al folículo piloso. Ambos son completamente falsos . La luz que emite el láser se absorbe de forma selectiva en la melanina del folículo piloso, lo que provoca un daño directo que trae consigo la eliminación del vello.

Necesitaremos varias sesiones

La dra. Adriana Ribé, directora de la plataforma láser Ribe Clinic asegura que serán recomendables un número de 6 a 8 sesiones, dependiendo de la zona a tratar, debido a que el láser actúa de manera efectiva sobre el vello que se encuentra en la etapa inicial de crecimiento, conocida como anágena; pero, desafortunadamente, no todos pasamos por esta fase al mismo tiempo.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Depilacion permanente por centro de estetica eva calafell , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “ShareAlike” No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/esteticaeva/542269605/