¿Necesitas mejorar tu vida sexual? Consejos para añadir pasión a tu relación amorosa

Con frecuencia es necesario cambiar las cosas que hacen en pareja en la intimidad para hacer más divertida su vida sexual.

Si éste es tu caso, debes saber que son muchísimas las parejas que tienen que vencer el cansancio y la rutina para no dejar morir la pasión y mejorar su vida sexual. Y es que hasta Romeo y Julieta hubieran terminado dándose la espalda para dormir si hubieran tenido que enfrentarse al estrés y los problemas de la vida moderna.

De ahí que, incluso los más jóvenes, usen la cama para leer, ver televisión, dormir y, de vez en cuando, tener sexo con su pareja. Y la razón no es falta de amor, sino falta de energía.

La buena noticia es que, si te lo propones, puedes evitar que las horas de trabajo y la tensión de la oficina se conviertan en el mayor enemigo de tu relación. He aquí algunos tips que te servirán para lograrlo:

Piensa en el sexo

Tal vez hayas escuchado que el cerebro es la mayor zona erógena del cuerpo, y es verdad. Pensar en el sexo es una poderosa forma de autosugestión, que puede preparar tu mente para el encuentro amoroso. Libérate de pensamientos estresantes tomando un baño de espuma, saliendo a dar un paseo o meditando entre velas o inciensos.

Termina visualizándote con tu amante, realizando los juegos eróticos que disfrutan en la intimidad. Imaginar un escenario erótico preparará tu mente para el encuentro físico posterior, pues el cerebro puede estimular el aumento de flujo sanguíneo a la zona de los genitales.

Evita caer en la rutina

El sexo es muy semejante al ejercicio físico en cuanto a la rutina. Si te limitas a correr diez veces alrededor del bloque donde vives, terminarás por aburrirte y lo más probable es que abandones tu intención de hacer ejercicios. Lo mismo sucede con el sexo .

Cambiar las cosas que hacen tú y tu pareja en la intimidad puede hacer que tu vida sexual deje de ser aburrida y comience a ser de nuevo divertida. Experimenten cosas nuevas, prueben juguetes eróticos, cambien la hora y el lugar donde acostumbran a tener encuentros sexuales, aunque sea cambiando de habitación dentro de la misma casa.

Experimenta con aromas

El olfato puede ser un poderoso afrodisíaco, pues hay olores capaces de causar el mismo efecto que las comidas que elevan la libido. Entre ellos se encuentran el jazmín, la vainilla, la canela, la rosa y el sándalo. Prueba a encender unas velas aromáticas o una barra de incienso junto a la cama, la próxima vez que tú y tu pareja tengan intimidad. Te sorprenderá el resultado.

Rompe el silencio

Es normal que, después de una jornada laboral repleta de mensajes, llamadas telefónicas y comunicados, estés deseando llegar a la casa para disfrutar de la tranquilidad y el silencio. Pero si evitas comunicarte con tu pareja , levantarás una barrera entre ustedes que impedirá cualquier tipo de intimidad. Esfuérzate por comunicarle tus emociones de manera abierta y cariñosa, eso abrirá el camino para una comunicación recíproca que hará que se sientan conectados.

Descansa

El sueño es el mejor aliado de una vida sexual plena. Dormir bien te hará sentirte bonita y deseable, estando de buen humor te será fácil reír con tu pareja, preparando el camino para un contacto íntimo especial. Además, mientras uno duerme el cuerpo libera sustancias que ayudan a producir hormonas sexuales, tales como la testosterona y el estrógeno.

Por último, recuerda que el amor es el mejor ingrediente de unas relaciones sexuales satisfactorias. Cuida tu relación todos los días y verás el resultado en el dormitorio… o en cualquier otra habitación de la casa.