¿No te gusta acampar? ¡Hazlo en casa!

Si no compartes los planes de tu pareja de enfrentarte a la naturaleza salvaje, prueba en un rincón de tu jardín.

Para pasar una noche de aventuras y romántico intercambio con tu pareja, sólo necesitas una tienda de acampar y un poco de disposición y creatividad, así que prepárate para darle una sorpresa y sigue estos pequeños consejos para hacer que la velada sea todo un placer en el patio de tu propia casa.

Primero que nada debes comprar una tienda de campaña , así sea de las pequeñas sólo para dos personas. La puedes conseguir a buen precio en cualquier tienda por departamentos, o inclusive podrías comprar una usada o pedirla prestada a algún amigo o familiar. Así que, una vez que la tengas, prepárate para dejar volar tu imaginación y disfrutar de la sencilla planificación y de la emoción de saber que podrás complacer a tu pareja sin hacer un gran sacrificio…

Seguro que tú también la pasarás muy bien, pues entre otras cosas podrán compartir y conversar sin distracciones de televisión y teléfono (los celulares, sin duda habrá que desconectarlos).

Para estar lo más cómodos posibles, pero sin restarle emoción a la aventura, necesitarás algún tipo de amortiguación para dormir , como por ejemplo una colchoneta o algunos cojines del sofá de la sala que colocarás dentro de la tienda y cubrirás con sábanas acogedoras. Y también necesitarás varias almohadas y un buen edredón para cubrirse en caso de que haga un poco de frío al amanecer.

El paso siguiente será conseguir todo lo que necesites para hacer la velada lo más interesante y entretenida posible, como por ejemplo una lámpara, un poco de leña para hacer una pequeña fogata aunque sea en el asador, malvaviscos ( marshmallows ) para quemar en el fuego, unas varitas para insertarlos, un par de botellas de vino , dos copas, algunos fiambres para cenar, una mesita y un par de sillas de playa.

Una vez tengas todo, podrás estar segura de que será una gran noche, y cuando llegue a casa tu pareja, dispónganse juntos a instalar la tienda de acampar en algún lugar estratégico del patio, ya que esta parte del proceso es parte de la diversión, y mientras él enciende la fogata con una copa de vino en la mano, tú buscas todo lo demás y lo dispones en una mesita, listos para pasar una romántica velada a la luz de la luna y las estrellas, en el patio de tu casa .

Y si también te gusta compartir con familiares y amigos, en otra ocasión hasta podrías invitarlos a pasar una noche de aventuras.