Ola de calor: toma precauciones

Con estas recomendaciones, evita la deshidratación, los mareos y otras consecuencias en tu salud debido al clima caluroso.

Aunque niños, ancianos y personas con enfermedades graves son los grupos más susceptibles de ser afectados por una ola de calor, es conveniente que tú también tomes algunas precauciones para evitar mareos, lipotimias o sucesos de deshidratación. El verano es una estación maravillosa , sigue estos consejos y evita malas experiencias que te lo estropeen.

En el exterior

Las horas más peligrosas de sol son las que se comprenden desde las 12 del mediodía hasta las 4 de la tarde, las radiaciones son más potentes así que evita estar bajo el sol durante ese tiempo. Y, por supuesto, evita hacer deporte o trayectos en coche en esas horas. En cualquier caso, durante esos días más calurosos, busca la sombra y protégete la piel con una crema de factor de protección adecuado.

Aunque ya goces de una piel bronceada , los expertos aconsejan no bajar de factor 15, que la aplicación se haga media hora antes de estar expuesta al sol y que la renueves cada media hora. No olvides utilizarla aunque no estés gozando de un día de playa o montaña. Andar por la ciudad también requiere que tomes este tipo de precauciones .

Es altamente recomendable que te hagas con una visera o sombrero para el verano, las radiaciones solares afectan directamente a la cabeza y pueden ocasionar dolores de cabeza o mareos, por lo que no lo consideres baladí o algo puramente estético. Un sombrero o visera es un complemento esencial para disfrutar del verano . En cuanto a la ropa, mejor que sea holgada, y de tejidos que favorezcan la transpiración como el algodón.

En casa

Por el día, baja las persianas y utiliza ventiladores o aire acondicionado; por la noche, abre las ventanas para que corra el aire.

Cuidado personal

Es muy importante que durante una ola de calor te hidrates lo suficiente. Para ello toma mucho líquido, agua y zumos, aunque no sientas sed. Evita bebidas alcohólicas o con mucha azúcar. Realiza una alimentación ligera basada en ensaladas, verduras y fruta, que te ayudará a reponer las sales minerales. Mójate la cara, la nuca y las muñecas para amortiguar el calor.

Si a pesar de tomar todas estas precauciones comienzas a sentir síntomas como dolor de cabeza, mareos o sensación de desmayo, deja inmediatamente lo que estés haciendo, busca un lugar fresco , ingiere agua y tómate el tiempo necesario para recuperarte.

Mantén la calma porque en principio un golpe de calor no es grave para la salud, siempre y cuando hagas que tu temperatura corporal descienda rápidamente. En caso de que los síntomas persistan, busca atención médica.