Plantas aromáticas: Vitaminas y propiedades

Las plantas aromáticas también son conocidas por ser utilizadas como medicina, por sus muchas cualidades para paliar o remediar distintas afecciones del organismo.

Desde los tiempos más remotos, las plantas aromáticas, también llamadas medicinales por sus propiedades curativas, han sido utilizadas como aderezo o condimento en la preparación de alimentos. En cada país del mundo, distintos tipos de herbáceas son el complemento perfecto para dar sabor a nuestros platos. Pero, como decimos, también son conocidas por ser utilizadas como medicina, por sus muchas cualidades para paliar o remediar distintas afecciones del organismo. ¿Quieres saber qué aportas cuando añades hierbas a tus guisos, además de exquisitos sabores y aromas?

Algunas de las hierbas más conocidas y utilizadas

  • Perejil: Esta popular planta, que puede añadirse prácticamente a toda clase de alimentos, cocinados de todas las maneras, es una de las que tienen más alto contenido en vitaminas A y C. Además, es rica en calcio, hierro y manganeso. Es una planta diurética (ayuda a la eliminación de agua y sodio a través de la orina) y antipirética (disminuye la fiebre)
  • Romero: Autóctona de la zona europea del Mediterráneo, se extendió su cultivo por todo el mundo. Se usan principalmente sus hojas y sus flores en infusión, como miel, o añadidas a guisos y asados. Sus propiedades ayudan en el tratamiento de afecciones hepáticas y digestivas. El alcanfor del romero le convierte en un eficaz antitusígeno y limpiador del aparato respiratorio.
  • Cilantro (o Culantro): Se utiliza en todo el mundo, tanto como aromatizante de licores o en perfumería, como condimento o especia. Tiene propiedades antibactericidas, estimulantes y antiespasmódicas. Contiene hierro y vitaminas A, B1, B2 y C.
  • Orégano: Otro clásico en las cocinas, el orégano suele utilizarse seco y aporta vitamina A y tiene un alto contenido de calcio, potasio y manganeso, así como ácido fólico y carotenos con acción antioxidante.
  • Tomillo: Es de las plantas aromáticas con más aplicaciones medicinales, además de muy apreciada en la cocina por su fragante aroma y sabor. Tiene altas cualidades antisépticas, antiinflamatorias, y descongestivas de las vías respiratorias, entre muchas otras aplicaciones. Es rica en vitaminas; contiene las pertenecientes al complejo B, vitamina A, vitaminas E y C y ácido fólico, todas ellas necesarias para el cuerpo humano. Además, contiene una vitamina muy importante y de la que suele hablarse poco, como es la vitamina K.
  • Plantas aromáticas y la vitamina K

    A la vitamina K se la llama también “vitamina antihemorrágica” porque es necesaria para la correcta coagulación de la sangre. Además, es esencial para la modificación de las proteínas y recientes estudios han demostrado que puede ayudar a paliar la osteoporosis y el Alzheimer. En altas cantidades, ayuda a proteger contra el cáncer y enfermedades cardíacas. Por eso conviene saber que hay plantas aromáticas que la contienen y constituyen una manera fácil de aportarla en la dieta diaria.

    Las plantas que más alto índice de vitamina K contienen son:

    • Albahaca
      • Salvia seca
        • Tomillo
          • Mejorana
            • Perejil fresco
              • Cilantro seco
                • Orégano
                • Una pequeña cantidad al día de éstas y otras hierbas aromáticas (80 microgramos) aportan una buen conjunto de vitaminas y elementos para ayudar a nuestra alimentación a mantenernos saludables.