¡Ponle ondas a tu peinado!

Lucir peinados con rizos de apariencia de salón, sin mucho esfuerzo o tiempo, es posible.

Siempre sexy y divertidas, a la primavera le encantan las ondas ¡y a las mujeres también! Si tienes el cabello ondulado, tienes volumen y movimiento natural. Además, puedes darle un planchado suave y llevarlo lacio, o modelarlo con unos rulos térmicos y fijador para realzar aún más tu ondulado. Y si no tienes tiempo para nada de lo anterior, con una simple coleta al costado ya estás peinada.

Modela tu cabellera rizada

Lucir peinados con rizos de apariencia de salón, sin mucho esfuerzo o tiempo, es posible. Sigue estos consejos que te ayudarán a resaltar la belleza de tus ondas.

1. Consigue un look natural . Para llevar un peinado rizado la clave está en combatir el encrespado. Usa y abusa de las cremas de peinar para cabello con rulos. Éstas se encargarán de modelar tu pelo al tiempo que lo hidratarán. Úsalo sólo en las puntas y medios así la parte de la raíz puede mantener su volumen. Cuando la apliques, arma tirabuzones con tus dedos. Sécalo al natural o con un secador de pelo con difusor.

2. Hazte un peinado recogido con trenza y volumen. Recoge el pelo de la coronilla. Levántalo y peina su cara interna con un peine finito hacia el lado de la raíz, de modo que aumente su volumen y parezca abultado. Aplícale un poco de fijador sólo a esta zona. Baja el mechón, ajústalo hacia arriba y ponte una hebilla finita. Luego hazte una trenza común en el lado izquierdo de tu cabeza; llévala hacia la derecha tratando de tapar la hebilla anterior. Ahora junta con el excedente de pelo (el de tu lado derecho) y llévalo hacia tu hombro con una coleta. Por último, aplica mousse en el largo para marcar las ondas. Si tienes flequillo , puedes llevarlo de costado.

3. Luce rizos definidos y elásticos . Compra ruleros medianos. En una tienda especializada podrán orientarte a cerca de cuántos necesitarás según el largo, cantidad y grosor de tu cabello. Divide tu cabeza en cuatro secciones. Toma mechas que se ajusten con facilidad al ancho del rulero; enróllalo desde la punta hacia el cuero cabelludo y ciérralo. Cuando termines con toda la cabellera, sécala con secador caliente y luego dale un golpe de aire frío para fijar el peinado. Saca los ruleros y modela los rizos a tu gusto. Como aconseja la experta Asunción Parra , recuerda utilizar siempre protectores térmicos antes de darle calor al peinado.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de amapola por Cristina , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/