¿Problemas para conciliar el sueño? 8 tips para solucionarlos

Sigue estas recomendaciones para lograr un sueño profundo y reparador.

A pesar de factores como el exceso de trabajo, la necesidad de atender a los hijos, problemas afectivos o ser mujer multitarea, algunas personas tienen la capacidad de conciliar el sueño nocturno fácilmente. Sin embargo, para la mayoría esto no es tan sencillo y menos si se está pasando por una situación que cause gran estrés.

Lo cierto es que muchas veces, aunque todo vaya bien, por malos hábitos, igualmente podemos padecer de diversos grados de insomnio . Un factor clave es procurar deshacernos diariamente del estrés que podamos acumular, lo cual es benéfico para nuestro estado de salud general.

El dormir de corrido durante la noche es un proceso sanador integral, físico y mental. El cerebro humano requiere realizar procesos de regeneración que nos ayudan a aprender mejor, mejoran nuestro estado de ánimo y re-equilibran nuestra fisiología.

Tips para disfrutar un buen sueño nocturno

1. Si padeces de alguna enfermedad,visita tu doctor. Muchas dolencias producen problemas para dormir, es importante que estés tratando apropiadamente los síntomas para descansar bien de noche.

2. Genera un ambiente propicio. Es importante cuidar que en tu habitación se respire tranquilidad media, a una hora antes de irte a la cama. Cuida que la temperatura sea agradable, que esté ordenado e incluso puedes incluir aromaterapia, para relajarte con ayuda de aromas agradables.

3. Mantén el mismo horario para irte a la cama y levantarte. Es importante irse a la cama cada día a la misma hora, incluso en vacaciones u otras épocas. Algunas personas son muy sensibles a cambios de horarios de sólo una hora, lo cual causa cansancio temprano en la mañana y durante el día.

4. Crea una rutina antes de irte a la cama. Tan sencillo como hidratar tu piel o cepillarte los dientes. Puedes agregar una breve meditación o releer unos minutos aquel libro inspirador. Algo que se haga hábito, beneficie tu cuerpo y ayude a tu mente a ingresar al estado de descanso.

5. Modera comida y bebida. Procura comer unas 2 horas antes de ir a dormir, si tienes sed estando en la cama, prefiere beber agua purificada. Si te da hambre tarde, prefiere una fruta o alimentos saludables. Evita cafeína y alcohol horas antes de ir a dormir. Contrariamente a lo que se cree éste último produce un sueño entrecortado, tendiente a generar insomnio.

6. Muévete durante el día.El ejercicio y movimiento físico de toda índole, ayuda a tu cuerpo a producir un estado relajación-cansancio nocturno ideal para dormir.

7. Ayúdate con elementos especiales. Por ejemplo, si no puedes evitar ruido de vecinos, mascotas u otros, utiliza tapones hipoalergénicos para los oídos. Si el desafío es la luminosidad, elige un buen cubre-ojos. Úsalo también en caso de que la claridad comience antes de la hora en que debes levantarte, así evitas que el cerebro comience a activarse por la luminosidad.

8. Respeta tus horarios naturales. Si te da sueño temprano en la noche, no fuerces tu cuerpo a permanecer despierto.

Técnicas extra para relajarte lo suficiente para dormir

Si un problema te tiene demasiado obsesionada, es esencial que hagas rutinas extra para ayudar a tu mente a entrar en estado de relajación.