¿Qué puedo hacer en mi tiempo libre? ¡SOS!

En ocasiones lo que necesitas es parar tu locomotora y no hacer nada más que estar contigo misma.
¿Qué puedo hacer en mi tiempo libre? ¡SOS!
http://www.flickr.com/photos/palomabaytelman/390357099/sizes/o/in/photostream/

Todas, en algún momento, soñamos con tener más tiempo para nosotras, pero nuestro ritmo de vida no nos permite disfrutar de mucho tiempo libre. Sin embargo, cuando por fin lo tenemos, no sabemos qué hacer. Tal vez te encuentres con demasiado tiempo sin ocupar por distintos motivos: una baja por enfermedad, un despido laboral, una separación, etc. Precisamente es en estos casos cuando más debes explotar tu creatividad para no caer en la depresión, el abatimiento o la tristeza. Recuerda todas esas veces que implorabas más tiempo para ti, para hacer todo lo que el trabajo, las responsabilidades diarias y los compromisos familiares no te permitían.

Mantenerte ocupada es sano. No hacer nada puede resultar en un principio placentero pero si la inactividad se alarga demasiado puede crearte la sensación de que estás dejando pasar la vida sin hacer nada útil. Hacer cosas para ti, como cuidar tu cuerpo o aprender algo nuevo, te resultará placentero. O simplemente hazte un regalo, un buen libro, una sesión de spa, una película, un vestido o eso con lo que hace tiempo vienes soñando. Si además te animas a prestar tu tiempo a otros, sentirás una gran satisfacción.

  • Lo primero que tienes que hacer es un plan para ocupar tu tiempo . Piensa qué cosas dependen de ti, qué necesitas en este momento de tu vida, qué quieres, qué te apetece hacer. Para ello es imprescindible que salgas de tu zona de confort. A veces cuesta abandonar la seguridad de lo conocido pero en cuanto lo hagas te sentirás revivir y con fuerzas para acometer lo que te propongas. Basta de excusas: ¡atrévete a hacer cosas nuevas!
  • Prohibido mezclar el tiempo libre con el estrés . Tiene que ser placentero y relajante. Es un tiempo para disfrutar y para recargar las pilas de tu vitalidad y tu estado de ánimo.
  • Te recomiendo no incluir en tus actividades de ocio la tecnología : nada de televisión, ni videojuegos, ni Internet. Cambia los chats del móvil o Internet por una tarde tomando café con las amigas, la televisión por un estreno de cine, e Internet por un buen libro.
  • Haz voluntariado . Seguro que conoces muchas ONG o instituciones de ayuda social. Entre todas ellas podrás encontrar alguna que se adapte a tus capacidades. Puedes desde trabajar en un comedor social hasta ir a leerle el periódico a un abuelo. No es necesario un compromiso diario, es suficiente con una tarde a la semana. También puedes dedicar tu tiempo a alguien de tu entorno que lo necesite.
  • Desarrolla tus aficiones . Quizá sea el momento oportuno para dedicarle tiempo a ese pasatiempo que tienes desde hace años. Monta una maqueta, teje un pachtwork de crochet como los que hacía tu abuela, diseña y arregla tu jardín, pinta, etc.
  • Aprende algo nuevo . Adquirir nuevos conocimientos es una de las actividades que más te devuelven la vitalidad y el afán de superación. Tanto si te decides por algo que mejore tu formación para enfrentarte a la búsqueda de un empleo como si te decides por algo menos práctico pero que te apetezca hacer, la satisfacción compensará el esfuerzo.

Son muchas las cosas que puedes hacer en tu tiempo libre. Aunque en ocasiones lo que necesitas es parar tu locomotora y no hacer nada más que estar contigo misma. Descansar, reflexionar, meditar o escribir también son actividades. En algunos momentos son lo único que necesitas hacer, nada más.