¿Sabes qué significa el conejo de pascua?

Conoce el origen de la tradición y las actividades que realizamos en Pascua.
¿Sabes qué significa el conejo de pascua?
El verdadero significado del conejo de pascua.

Bien sabemos que los conejos no ponen huevos, y mucho menos de chocolate. La costumbre que relaciona el conejo de pascua con la celebración de la pascua de resurrección tiene su origen en el siglo XIII en Alemania, durante la era pre-cristiana. En aquel entonces, la gente practicaba el paganismo y creían en muchos dioses.

Una de esas deidades se llamaba Eostra, quién representaba la primavera y la fertilidad dando paso a las festividades de la época celebrando en su honor del equinoccio, el cual marca el momento especifico del año cuando el sol se posiciona justo en la línea del ecuador, marcando el cambio de estación, y de esa manera, dando inicio a la primavera. De acuerdo con la costumbre pagana de la época, Eostra siempre estaba acompañada de pequeños querubines y animales, uno de ellos, el conejo, el cual representa la fertilidad.

¡Feliz Pascua!

Aproximadamente tres siglos más tarde, también en Alemania, se inició la producción comercial de los conejos de Pascua comestibles, para aquel entonces estos eran confeccionados de pastelería y azúcar. Hoy en día, disfrutamos de esos mismos conejitos en una gran variedad de texturas y sabores, incluyendo en favorito de todos, el conejito de chocolate.

No fue hasta el siglo XVIII cuando esta costumbre fue introducida en Estados Unidos por inmigrantes alemanes, para el deleite de sus hijos. La celebración de “Oschter Haws”, como se le conocía para aquel entonces, era tan esperada como el día de Navidad. Los niños construían pequeños nidos, y los escondían en algún lugar recóndito de la casa, en el jardín o en la granja.

Muchos utilizaban sus sombreros para proteger su nido, el cual se convertiría en una elaborada canasta de Pascua, una vez el conejo de Pascua los visitara y les dejara regalos y golosinas. Al igual que en la Navidad, solo los niños que se habían portado bien durante el año, recibirían la visita del esperado conejo.

Hoy en día, la celebración de la Pascua y su peculiar mascota, se ha convertido en un festival primaveral con una increíble gamma de tonalidades pasteles, decoraciones alusivas a la ocasión , reuniones familiares, en fin, un despliegue de abundancia y el renacimiento de la esperanza en un nuevo año que se presenta lleno de oportunidades.

No importa cómo le llames, esta época del inicio de la primavera, la Pascua Florida o la Pascua de Resurrección, nos recuerda el ciclo de la vida y las oportunidades que esta nos brinda de florecer y embellecer nuestra vida y la de los que nos rodean.