Sé una mamá feliz: ideas sencillas para conseguirlo

Aunque no es una ciencia, ser una madre feliz requiere de mucha comunicación y mucha paciencia.

Como mamás tenemos múltiples áreas en las cuales mantenemos atención constante. Procuramos que los niños estén sanos, que les vaya bien en la escuela, que compartan con amigos y se porten bien en casa. Como si fuera poco, también atendemos al marido, mascotas y las tareas domésticas . En medio de estas actividades, entre otras, nos olvidamos de mantener un estado de bienestar óptimo. Y sentirnos bien es esencial para el bienestar de nuestra familia.

Quiérete para poder ser una mamá feliz. Aprende a cuidarte . Organízate, descansa lo suficiente, disfruta de actividades placenteras y expresa tus sentimientos. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para que ser una mamá feliz sea algo más fácil de experimentar y mantener.

  • Comparte actividades placenteras con tus hijos . Si no creas “tiempo libre” de calendario, agenda cada semana tiempo específico para demostrar afecto a tus hijos compartiendo con ellos una actividad sana y entretenida. Idealmente elige algo que te apasione (pintar, ver una peli, cuidar plantas) y realízalo junto a tus pequeños. Genérales curiosidad y muéstrales tu entusiasmo mientras hacen la actividad.

  • Lentifica el tiempo en familia. Es importante practicar formas de experimentar la vida familiar a un ritmo pausado, sin prisas. Esto lo puedes conseguir dejando tiempo libre (momentos sin estructurar) en tu calendario o quedándote en casa con los niños sin planes. Otra forma de experimentar desaceleración del tiempo es planificando actividades en torno a la vida familiar . Programa un calendario para cada nueva semana.

  • Crea orden . El desorden constante es una de las cosas que más afectan el ánimo de la mujer multitarea. Mentalízate para no permitir que esto te robe tu alegría ni serenidad. Y actúa. Una forma de cambiar el mal hábito del desorden es sustituyéndolo por una rutina de orden.

Crea tareas individuales para cada miembro familiar y otras generales. Idea de tarea general: que al llegar a casa cada miembro se limpie los pies antes de entrar por la puerta principal. Ejemplos de tarea individual aplicado a tus hijos: que guarden sus juguetes inmediatamente después de jugar, que al llegar de la escuela guarden enseguida sus mochilas y accesorios escolares en el armario, que hagan su cama antes de salir por la mañana.

  • Momentos a solas . Agenda diariamente al menos 30 minutos para estar en la mayor tranquilidad posible. Desconecta teléfonos, televisión, avisa al resto de la familia que no te llamen durante aquel lapso (salvo en caso de una emergencia). Para una mamá que está todo el día escuchando ruidos de electrodomésticos, música alta de hijos adolescentes, teléfonos, niños llorando, timbres y que parecen necesitarla a cada instante; es una necesidad vital experimentar momentos ” en silencio ” para liberar estrés y mantener una buena salud mental . Úsalos para simplemente “hacer nada”, respirar aire puro o leer.

  • Descansa bien . Muy importante. Sabemos que hay mucho que hacer pero descansar es esencial para hacer todas esas cosas y bien. Duerme lo suficiente (al menos 7-8 horas nocturnas). Practica meditación cada día (al menos 15 minutos). Semanalmente date todo un día libre, el cual puedas compartir con tu familia o en el que puedas simplemente “no hacer nada”. Pide ayuda. Organízate con tu marido, amigos o empleados para cumplirlo. Apunta todas estas formas de descanso en tu agenda-horario semanal.