Tips para combatir el estrés de todos los días

El estrés es una reacción automática y natural del cuerpo ante las situaciones exigentes que nos apremian a hacer las cosas de forma inmediata.

El agitado ritmo de la vida moderna te exige adaptarte continuamente a una serie de estímulos cambiantes. Balancear el trabajo con el hogar y la familia puede ser un tanto abrumador y causar ciertas respuestas que pueden comprometer tu bienestar integral. Sin embargo, con algunos cuidados es posible mantener la energía positiva y el ánimo necesario para enfrentarte al día a día.



¿Por qué estoy estresada?

El estrés no es otra cosa que una reacción automática y natural del cuerpo ante las situaciones exigentes que nos apremian a hacer las cosas de forma inmediata. Un poco de tensión siempre resulta positivo, pero cuando sobrepasa tu límite puede traer problemas.

El exceso de tensión puede ocasionar, a corto plazo, cansancio , alteraciones de humor y de sueño, problemas digestivos, dolores de cabeza, ansiedad y conflictos sociales. A largo plazo puede acarrear enfermedades cardiovasculares y afecciones mentales y emocionales.

¿Qué hacer?

Si tu trabajo o vida familiar son realmente estresantes, es hora de tomar acción y buscar el equilibrio en tus actividades. Al manejar tu energía y controlar tus niveles de tensión, lograrás que tu salud no se vea afectada.

Para lograrlo, puedes seguir estos 5 consejos de Brian Weiss que estructuran a la persona en 5 niveles diferentes:

– Cuerpo: mantén una dieta sana y equilibrada, evitando el café y otros estimulantes. Así mismo, duerme al menos 8 horas al día y realiza alguna actividad física, como caminar.

– Mente: estudia, lee, mantente informada de aquello que te interesa. Aprovecha tu tiempo libre para practicar algún hobby. Toma vacaciones; el descanso es imprescindible.

– Trabajo: personaliza tu entorno con detalles agradables (fotos, plantas, música). Evita saturarte, para ello reconoce tus límites y organiza tu agenda para ser más productiva, y da prioridad a las tareas urgentes. Toma descansos cortos cada dos horas.

– Relaciones sociales: aprende a reconocer la crítica constructiva de aquellos que te aman. Aprecia a tus seres queridos, pero evita tratar de complacer a todo el mundo. Sé honesta, comprensiva y tolerante con quienes te rodean, y exprésalo con las palabras adecuadas.

– Emociones: respeta tus motivaciones. Haz actividades de tu agrado y toma tiempo sólo para ti al menos un día a la semana. Fomenta tu autoestima, evita personas o ambientes negativos y cuida tu aspecto personal. Concéntrate en tus metas y objetivos, sin que éstos se conviertan en una forma de presión. Recuerda que son tus sueños y que siempre hay tiempo para alcanzarlos.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Happiness is excitement that has found a settling down place. But there is always a little corner that keeps flapping around. ~E.L. Konigsburg por thephotographymuse , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/marcygallery/3803517719/