Tips para elegir un entrenador personal

Lejos de ser un capricho o una moda, un entrenador personal puede ser clave para alcanzar las metas que te propongas y encontrar el equilibrio que persigues.

Una buena calidad de vida no se consigue con dietas milagrosas, pastillas de dudoso contenido o soluciones mágicas. La actividad física, parte de este ansiado bienestar, no sólo es beneficiosa para tu figura, sino que, incluso en mayor medida, lo es para tu mente. Lejos de ser un capricho o una moda, un entrenador personal puede ser clave para alcanzar las metas que te propongas y encontrar el equilibrio que persigues.

¿Tienes dificultades para seguir una rutina de ejercicios? ¿Te vence la apatía y el cansancio a la hora de acudir al gimnasio a realizar tu ejercicio ?, ¿Necesitas un guía para plantear, perseguir y conseguir resultados en tu cuerpo ? El personal trainer te puede ayudar a esto y a mucho más. No obstante, ¿cómo elegir aquel que mejor se adapte a tus necesidades, objetivos y estilo de vida? En las siguientes líneas encontrarás una eficaz guía para poder escoger a tu entrenador personal ideal:

Reflexiona sobre tus objetivos

Comienza por pensar con sinceridad, dejando a un lado las aspiraciones imposibles, qué es lo que necesitas para mejorar tu calidad de vida, tanto en el plano físico como en el espiritual. Una vez definido, ¿crees que serías capaz de realizarlo por ti misma? o ¿es posible que necesites la ayuda de un profesional? Tienes que tener en cuenta que así como existen profesores de multitud de disciplinas, también los hay para este aspecto de tu vida. Los entrenadores personales han dedicado muchas horas de su trayectoria profesional a indagar sobre las diversas formas que existen para lograr mejorar la vida de la gente, mediante ejercicios constantes y eficaces. ¿Ya te has decidido?

Qué tener en cuenta

Para comenzar, debes asegurarte de que la persona que elijas para entrenarte cuenta con algún tipo de certificación o habilitación. A pesar de que los títulos no lo son todo, tendrás la seguridad de contratar a alguien que tiene sólidos conocimientos sobre su profesión y que sabe cómo transmitirlos. Asimismo, debes pedirle referencias y preguntar (si tienes la oportunidad) a algún otro cliente o empresa en la que haya prestado sus servicios. Si tiene la agenda con pocas horas libres, es buena señal. Por último, pídele una clase de prueba: será la mejor referencia y tendrás la oportunidad de saber si cumple con tus necesidades.

Tus necesidades son personales e intransferibles

Deberás plantear a tu entrenador tus necesidades: hazte oír. El entrenador deberá estudiar tanto tu estado físico, así como diversos aspectos de tu vida: dieta, actividad laboral, horas de descanso, nivel de estrés físico y psicológico. Por lo tanto, nada de lo que tu personal trainer te indique será válido para nadie más que no seas tú. Y al contrario, no deberás aceptar ninguna indicación que no haya sido diseñada para ti en exclusiva, como asegura el entrenador Jorge Delorea . Si tienes presentes estos consejos podrás sacar provecho al tiempo y al dinero que inviertas en un personal trainer y alcanzar con su ayuda tus objetivos.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Alison07MAY08015e por ManOnPHI , disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/drjimiglide/2496216440/