Tips para superar una ruptura afectiva

Deja atrás lo que cada uno se dijo en discusiones pasadas o recientes y recuerda que cuando hay tensión o falta de gratificación, no es necesario pasarla mal.

Una ruptura afectiva implica un cambio en tu vida. Por lo general, ésta suscita emociones encontradas. Dejarlas fluir y pensar en positivo es la mejor forma para armar una estrategia y salir adelante.

Comprende

Una cosa es entender con la mente y otra muy diferente es lograr una comprensión de los sucesos de la vida desde el fondo de tu corazón. Una de las mejores formas de encarar este problema es pensar que todo tiene un motivo y que si hoy no estás con esa persona es para tu bien.

Ya sea que tú hayas tomado la determinación de romper con él o viceversa, uno de los dos manifestó lo que estaba ocurriéndoles a ambos como pareja. Así que, deja atrás lo que cada uno se dijo en discusiones pasadas o recientes y recuerda que cuando hay tensión o falta de gratificación, no es necesario pasarla mal.

Las inevitables reflexiones tras una ruptura afectiva, quizás te hagan ver si en realidad sigues un patrón a la hora de hacer tus elecciones o si te brindas de una forma que te coloca en desventaja frente a los hombres.

Lo importante es que no te victimices ni busques culpables. Si sientes enojo o tristeza profunda, vas por el buen camino. Si sientes alivio y emociones encontradas, dale tiempo al tiempo. Con el pasar de los días, tu mente se irá esclareciendo , sobre todo si logras descansar bien y nutrirte.

Descansa y aliméntate

Cuando sueñas, procesas situaciones, liberas tu inconsciente y dejas salir temores y ansiedades profundas. El sueño reparador es una poderosa medicina junto con la respiración y la meditación.

Una dieta saludable te ayudará a mantener un humor estable. Cocínate exquisitos platos con vegetales , salmón y aceite de oliva para incorporar aceites de tipo omega, ideales para el funcionamiento del sistema nervioso.

Ponte en marcha

Dile sí a la endorfinas. Ver películas interesantes, escuchar música, pasar tiempos con amigos, dedicarte a tus plantas, ordenar tu closet o tu alacena son actividades que te mantienen en movimiento y te entretienen.

Además de los libros, los animales son excelentes compañeros. Los vínculos gratificantes contigo misma y con los demás son fuentes muy poderosas de endorfinas y estas hormonas te hacen sentir alegría. Una excelente forma de cubrirte de ellas es practicando alguna actividad física, en especial ejercicios que activen tu sistema cardiovascular .

¿Cuáles son las actividades que has venido postergando a lo largo de tu vida? Estar en pareja consume tiempo y muchas veces el gran problema radica en que cada uno pospone sus deseos personales, relega alguna de sus pasiones o simplemente se distrae y continúa soñando con lo que nunca se ha animado a hacer. Pintar, tomar clases de baile, practicar aquel arte marcial que siempre te fascinó, conocer la ciudad tomando calles diferentes al son de la música, con un look feliz y chic. ¿Por qué no?