Trucos para limpiar la cocina

Con estos consejos lograrás que la limpieza de la cocina sea una tarea más sencilla.

La cocina es uno de los lugares de la casa donde se pasa más tiempo, por tanto, más se ensucia. Para lograr que esta estancia esté siempre perfecta hay varios trucos para limpiarla que conviene tener en cuenta. Los repasamos a continuación.

¿Cómo conseguir unos suelos perfectos? Los trucos para limpiar son varios. Para que el piso esté reluciente conviene fregarlo asiduamente ya que al cocinar éste suele mancharse, sobre todo de la grasa de las frituras. Lo mejor es añadir a nuestro limpiador habitual un chorro de lejía o amoniaco para que acabe con la suciedad incrustada y desinfecte, pero para las más difíciles puedes utilizar un paño humedecido con un poco de trementina .

Sin embargo, las juntas requieren especial cuidado; para que luzcan relucientes utiliza vinagre blanco y un cepillo y la diferencia será notable.

La encimera es otro de los lugares que acumula más porquería en la cocina y que se debe proteger especialmente para que no se ralle. Un truco es poner papel de periódico siempre que vayamos a cocinar, sobre todo cuando se trate de freír. Así, el aceite no manchará la encimera y al terminar, bastará con tirar ese papel a la basura.

También sirve para echar las peladuras de las verduras que cortemos cuando se vaya a hacer un guiso con verduras. Después basta con pasarle una bayeta húmeda y finalmente secarla con un trapo limpio. Si se resiste la podemos limpiar con agua y una cucharadita de bicarbonato para luego aclarar con agua y secar.

Los armarios requieren diferentes cuidados dependiendo del material del que estén hechos. Hay varios trucos para limpiar. Si son de estilo lacado son fáciles de limpiar con una bayeta húmeda y un jabón desinfectante. Si son de colores claros y están muy sucios un truco para limpiar es usar amoniaco diluido en agua , es la mejor manera de dejar la superficie reluciente.

Dos de los electrodomésticos más comunes en todas las cocinas, hornos y microondas, suelen ser los que más se ensucian, por ello debemos limpiarlos al terminar de usarlos , para que la suciedad no se vaya acumulando. Si siempre se toma esta precaución, con pasarle un paño humedecido en bicarbonato sódico será suficiente para que estén en perfecto estado. Tampoco se debe olvidar la campana extractora , que suele acumular mucha grasa y que hay que limpiarla con asiduidad con un paño humedecido con desengrasante.

La vajilla también debe estar limpia y ordenada . Lo ideal es contar con muchos armarios para guardar vasos, platos, cubiertos, ensaladeras… y que no estén siempre ocupando hueco en la encimera de la cocina. Además, para que estén como el primer día un truco es usar pasta de dientes y vinagre para quitar las marcas de uso .

Si en la pared se tienen cuadros u otros adornos como un reloj también se deben limpiar frecuentemente ya que estos complementos decorativos se ensucian rápidamente cuando cocinamos, por ello, conviene elegir los acristalados que se limpian mejor. Reserva un paño especialmente para estos elementos con un poco de jabón y sécalos muy bien cuando termines.

En definitiva, con estos trucos de limpieza la cocina estará siempre esté radiante.