Barry Bonds, paciente…

Rey del jonrón no habla sobre su viaje a la inmortalidad

Barry Bonds, paciente…
El caso de Barry Bonds, el más sonado de Grandes Ligas, atrajo a centenares de cámaras y periodistas.
Foto: AP

NUEVA YORK.— Barry Bonds se enterará de una u otra forma de los resultados de la votación para el Salón de la Fama de Grandes Ligas en su edición del 2014. Pero no estará tan pendiente de ellos.

El líder de cuadrangulares de todos los tiempos pudiera estar cerca de su hogar en Los Angeles disfrutando de su más reciente pasión, el ciclismo, a lo largo de la playa.

Pero el ex jardinero izquierdo de los Gigantes dijo que no desea comentar una vez más acerca del proceso cuando fue contactado por la vía correo electrónico.

En el año que acaba de pasar, su primero en la papeleta de votación, Bonds finalizó con el 36.2% de los votos, cuando los miembros de la Asociación de Escritores de Beisbol de Estados Unidos (BBWAA) no eligieron a ningún pelotero en su edición del 2013. Fue la primera vez en la que un concurrido grupo de jugadores ligados a la era de los esteroides aparecieron en la boleta.

Craig Biggio fue quien más votos obtuvo con el 68.2% después de amasar 3,060 hits en 20 campañas, todas con los Astros de Houston.

“Realmente me importa”, manifestó Bonds el año pasado acerca de ser elegido al Salón de la Fama.

“Pudiera decir que no, pero realmente me importa. He pasado por muchas cosas en mi vida, y no hay muchas cosas que me fastidien. ¿Sería algo gratificante llegar al Salón de la Fama por todo lo que he sacrificado? Seguro. El beisbol ha sido una parte bien importante en nuestras vidas. Hemos sacrificado nuestro físico. Es la forma en que nos ganamos la vida”, agregó.

Como en cualquier elección al Salón, un jugador debe recibir el 75% de los votos para ser elegido. El año pasado, de los 569 votos emitidos, se necesitaron 427 de ellos para la elección. El nombre de Bonds apareció en 206 papeletas de votación, bueno para el noveno lugar general. Bonds sabe que es considerado uno de los peloteros más controversiales en el mundo del beisbol.

A lo largo de 22 años, el cañonero zurdo hizo las cosas a su manera, yendo contra la corriente tanto dentro como fuera del beisbol.

El final de la carrera de Bonds se vio marcado por la investigación de BALCO, sospechas del uso de sustancias prohibidas y el caso en una corte federal que resultó en un cargo por obstrucción de la justicia. Fue exonerado por cargos de perjurio.

Bonds dijo que desea haber hecho algunas cosas de otra manera. “Pero no puedo regresar el tiempo ahora”, expresó. “El tiempo ha pasado. Las heridas para mí han sanado”.

Bonds, de 49 años, ha dicho que desea regresar al beisbol como instructor de bateo.

“Soy un experto en beisbol, y ni siquiera tengo empleo”, manifestó Bonds. “Sé más que muchos que tienen empleo. Debería trabajar en el beisbol hasta el día en que muera. Debería ser uno de esos instructores. Creo que me lo he ganado”.