Senador Menéndez se opone a exportar petróleo de EEUU

Empresas petroleras están impulsando el cambio

Senador Menéndez se opone a exportar petróleo de EEUU
El senador Robert Menéndez de Nueva Jersey
Foto: Notimex

Houston – Cambios considerables en el precio de la gasolina, eso es lo que le espera a los consumidores estadounidenses si el Congreso y el Gobierno deciden levantar la prohibición para exportar petróleo de Estados Unidos. El senador por Nueva Jersey Robert Menéndez será una de las voces fuertes en este debate durante el 2014.

Según la Administración de Información de Energía (EIA), EEUU producirá 9.3 millones de barriles por día en el 2015, su mayor nivel desde 1972. El boom petrolero en el país está alimentado por nuevas técnicas como la fracturación hidráulica.

Los resultados han revivido un polémico debate a nivel nacional. Esta semana la senadora republicana por Alaska Lisa Murkowski hizo un llamado a que la Administración del presidente Barack Obama y el Congreso disminuyan las restricciones para las exportaciones de petróleo, lo que aumentará la producción interna.

“Necesitamos actuar antes que la prohibición cree problemas y afecte a los trabajos de los estadounidenses”, dijo Murkowski.

Empresas petroleras como Exxon han realizado un llamado público similar para dar más libertades al mercado petrolero. Pero legisladores Menéndez se han opuesto fuertemente a esta decisión.

“Tenemos que ver la prohibición de exportación desde el punto de vista del consumidor estadounidense. El precio del petróleo estadounidense es de $94, mientras que el precio mundial es de $107. El levantamiento de la prohibición de las exportaciones de petróleo crudo causaría que las grandes petroleras exporten petróleo hasta que el precio mundial y el precio en EEUU se asemejen”, explicó el legislador.

“No creo que deberíamos aumentar los precios del petróleo estadounidense en un 10% con el fin de acolchar las ganancias de las grandes petroleras. Hay quienes también lamentan la falta de capacidad de refinación estadounidense para manejar el aumento de la producción de petróleo crudo nacional”, agregó.

El senador recordó el cierre de las refinerías de Port Reading el año pasado y la refinería de Eagle Point en 2010 en su estado, las que costaron 570 puestos de trabajo.

El Congreso impuso la prohibición a la exportación de petróleo en 1973. La idea era mantener la mayor cantidad de crudo en el mercado nacional.

antonieta.cadiz@impremedia.com