Alumnos sorprendidos por cierre de colegio en South Gate

Estudiantes y maestros de Career Colleges of America expresaron su frustración y sorpresa por el anuncio de la clausura.

Alumnos sorprendidos por cierre de colegio en South Gate
Varios estudiantes quedaron a solamente días de completar sus estudios
Foto: Ciro César / La Opinión

Decenas de estudiantes del campus South Gate de la escuela vocacional Career Colleges of America siguen “frustrados y enojados” ante la repentina clausura del plantel, el cual cerró desde ayer sus puertas a estudiantes y maestros sin explicación, dicen. Esto a solo días de que algunos pudieran obtener su certificados.

“No sé qué va a pasar ahora. No nos dejan más tomar clases y no se han sentado a explicarnos nuestras opciones, ¡nada!”, expresó Gilbert Peréz, quien por casi dos años ha asistido a este plantel para obtener su certificado de asistente dental.“Estoy frustrado y enojado. No sé que va a pasar con mi futuro ”, añadió.

A Eileen Murdock le faltaba solo un día para concluir sus clases y poder empezar su servicio clínico para obtener su certificado en Consejería sobre el Abuso de Alcohol y Drogas.

“Llegamos a nuestras clases y la directora, Abi, nos dijo que todos los estudiantes teníamos que irnos a casa y que podríamos terminar las clases en otra escuela. Solo eso”, contó Murdock, quien esta organizando a todos los estudiantes para recibir consejería legal y tomar acción contra la escuela.

Los estudiantes dicen que este colegio vocacional con alrededor de 800 estudiantes en sus tres campus − South Gate, San Bernardino y Los Ángeles − estaría pasando por problemas financieros y estaría a la venta.

En el video a continuación – el cual data del 18 de Julio de 2013 − la firma Cushman & Wakefield of California, Inc. ofrece el centro educativo de 33,000 pies cuadrados de Career Colleges of America en South Gate:

“Nos enteramos de eso por el Internet”, señaló Pérez. “Nadie nos había comunicado nada y ahora solo nos cierran las puertas. Es injusto porque no sabemos si otra escuela va a aceptar los créditos que ya tomamos aquí”.

Por otro lado, la administración de la escuela informó que funcionarios del estado que regulan este tipo de colegios se encontraban en el plantel para hablar con los estudiantes sobre sus opciones. Sin embargo, estos negaron que alguien del estado los haya contactado o estuviera en el edificio.

La directora del plantel, Abi Paladino, no se encontraba disponible para aclarar la situación y ningún otro empleado escolar quiso hacer comentarios.

Anthony Romo, uno de los instructores de clase, se hallaba visiblemente afectado y contó que llevaba más de un mes y medio sin recibir salario por su trabajo.

“Estoy a punto de perder mi casa”, dijo Romo con voz entrecortada y al punto de las lágrimas. “Quiero que me paguen lo que he trabajado. No nos pueden decir así como así que cierran y ya”.