Aprende a comer con las etiquetas nutricionales

Lee siempre la información nutricional de los alimentos y elige lo mejor para ti y tu familia.
Aprende a comer con las etiquetas nutricionales
Las etiquetas son útiles para equilibrar tu dieta.
Foto: Shutterstock

La gente mira las etiquetas de los alimentos y productos por diferentes razones. A muchos consumidores les gustaría saber cómo utilizar esta información de manera más eficaz y entenderla completamente.

Es por eso que a continuación, te daremos algunas pautas para hacer más fácil la lectura de las etiquetas de nutrición, para que elijas los alimentos de una manera más rápida e informada que contribuya a una dieta saludable.

La información en la sección superior puede variar con cada producto alimenticio, ya que contiene datos específicos del producto (tamaño de la porción, calorías e información nutricional).

La parte inferior contiene una nota al pie con los valores diarios (VD) para dietas de 2000 y 2500 calorías. Esta nota proporciona la información diaria recomendada de nutrientes importantes, incluidos grasa, sodio y fibra. Este sólo se encuentra en los paquetes más grandes y no cambia de un producto a otro.

Los tamaños de las porciones están estandarizados para que sea más fácil comparar alimentos similares y están expresados en unidades familiares, como tazas o piezas, seguido de la cantidad métrica, por ejemplo, el número de gramos.

El tamaño de la porción en el envase del alimento influye en la cantidad de calorías y nutrientes que aparecen en la parte superior de la etiqueta. Presta atención al tamaño de las porciones, especialmente a cuántas porciones hay en el paquete de alimentos.

Según la FDA las calorías proporcionan una medida de la cantidad de energía que se obtiene de una porción de este alimento. Muchos estadounidenses consumen más calorías de las que necesitan, sin cumplir con la ingesta recomendada de una serie de nutrientes.

La sección de calorías de la etiqueta puede ayudar a controlar tu peso. Recuerda: el número de porciones que consumes determina el número de calorías que consumes en realidad y la porción.

Búscalos en la parte superior de la sección de nutrientes en la etiqueta y calcule cuáles son adecuados para su dieta. Los expertos en salud recomiendan que mantengas el consumo de grasas saturadas, grasas trans y colesterol lo más bajo posible, como parte de una dieta nutricionalmente equilibrada.

Dentro de lo recomendado, una dieta alta en fibra dietética promueve una función intestinal saludable; comer frutas, verduras y granos puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón.