Cómo vestir tu hogar

Aprovecha la textura de las telas para dar diferentes ambientaciones.
Cómo vestir tu hogar
Colores y texturas de la ropa de hogar son fundamentales.
Foto: Flickr

Te contamos cómo puedes renovar tu hogar cada temporada y de este modo dinamizar y crear entornos muy diferentes según la temporada o tu estado de ánimo.

Seguro que en verano te apetece disfrutar de un ambiente más fresco en tu casa y en invierno, sobre todo en este invierno tan frío, un poco de calidez no viene nada mal. Justo para ello apóyate en los textiles, ya que además de decorar las telas consiguen cambiar completamente un espacio.

Tu estado de ánimo no es el mismo en todas las épocas del año y tus gustos cambian. Desde aquí te proponemos que te animes a modificar los colores de tus estancias con la llegada de las nuevas estaciones.

En invierno, con el frío, los mejores colores son los cálidos como los marrones y tonos ocres, acompañados de tejidos más mullidos. En verano, los tonos fríos aportan más frescura al ambiente junto con tejidos más ligeros, como el tul o la gasa. Todo esto lo puedes coordinar con algún elemento decorativo y proporcionarás a tus estancias una unidad grata a la vista, equilibrada y serena.

La mejor manera de proporcionar un nuevo look a tu vivienda, es que te dejes guiar por tu estilo y tus necesidades, pero también es cierto que hay colores como los blancos, grises, negros o marrones que nunca pasan de moda y conseguirás gracias a ellos aportar a tus estancias ese toque de sofisticación y elegancia que tanto se agradece.

Antes de comprar cualquier cortina, lo mejor será que te plantees qué funciones debe cumplir: si deseas que filtre la luz, que te resguarde de la vista de tus vecinos, si necesitas ampliar o reducir el tamaño visual de una estancia.

En habitaciones poco iluminadas por la luz natural, lo mejor es que elijas una cortina ligera y traslúcida, de este modo no restarás la entrada de luz solar. En habitaciones expuestas directamente a los rayos solares, lo mejor es que optes por tejidos gruesos y así evitarás el excesivo calor en verano y el desgaste que pueden producir los rayos solares en el mobiliario.

Utiliza diferentes texturas para conseguir un toque original y personal a tus espacios el fieltro, la lana y las texturas cálidas evitarán la sensación de frío y te abrigarán durante el invierno.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Plage Colección My Wall por Plage Vinilos y Adhesivos, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/plagevinilosyadhesivosdecorativos/5429095552/