Sex tips: geisha por un día en 10 pasos

Intenten algo nuevo en pareja: den rienda suelta a su imaginación. Prepárate para conducir a tu amor por una sexy fantasía oriental.
Sex tips: geisha por un día en 10 pasos
Consigue un vestuario de geisha y enfatiza el maquillaje de tus labios.
Foto: Shutterstock

En el imaginario colectivo de diversas culturas, el término geisha es asociado al de una sirvienta sexual, delicada y sumisa, dispuesta a complacer al hombre en todos sus deseos. En realidad, en la tradición oriental, las funciones de una geisha son muchas más que gratificar únicamente al sexo opuesto.

  • 1) Personifícate como una geisha: vístete con un kimono y ata tu cabello o consigue una peluca. Con sólo verte así arreglada, tu hombre comenzará a fantasear.
  • 2) Pinta tus labios de color rojo intenso y coloca también un poco de brillo. Antiguamente, las geishas empleaban azúcar cristalizada para hacer sus bocas más atractivas.
  • 3) Maquíllate los ojos de tal forma que transmitan misterio e inteligencia: crea profundidad con el delineador.
  • 4) Cuida la imagen de tus pies como el resto del cuerpo. Al hace el amor, ellos también forman parte del juego erótico. Para relajarlos, descálzate al ingresar a tu casa como lo hacen las japonesas.
  • 5) Ambienta el lugar con música japonesa suave y prepara un baile típico “nihon-buyo2”. Realiza movimientos lentos utilizando las manos. Crea una atmósfera especial encendiendo velas y aromas de Oriente.
  • 6) Realiza la ceremonia del té. Sírvele a tu hombre, a modo de ritual, un té verde. Primero ofrécelo a él y luego bebe tú. De esta manera podrás eliminar el estrés del día y traerle paz a tu pareja.
  • 7) Empieza a calentar el ambiente con un masaje oriental. Para ello, concéntrate en los pies de tu pareja, y en especial en las zonas erógenas masculinas.
  • 8) Seduce a tu hombre con un striptease que inicie con un juego inocente y termine desenfrenado. ¡Demuéstrale que eres una auténtica experta complaciéndolo en lo que sabes que le gusta! El desafío de una buena geisha es dominar el “Aaki”, es decir, la habilidad de practicar el acto sexual hasta que su rehén queda exhausto por completo.
  • 9) Cuida tu elegancia. Como dice la experta en Cultura y Sociedades de Asia, Laura Tomás Avellana, parte del atractivo de las geishas consiste en conservar ciertos movimientos y adornos delicados.10
  • 10) Al terminar, limpia tu piel como lo haría una geisha: llena una bolsa de seda pequeña con polvo de arroz, déjala en agua caliente y luego escurre. Una vez que el líquido lechoso se filtra, puedes lavarte con ella la cara realizando un pequeño masaje.