Decomisos más flexibles

Anaheim estudia nueva política de retención de autos
Decomisos más flexibles
Tom Tait, alcalde de Anaheim.
Foto: Isaías Alvarado

Los dos políticos de más alto rango en el Ayuntamiento de Anaheim apoyan la propuesta del nuevo jefe de la Policía de esa ciudad de flexibilizar el decomiso de los vehículos conducidos por personas sin licencia de manejo debido a su situación migratoria.

“Se debió haber hecho desde hace mucho tiempo”, afirmó el alcalde de Anaheim, Tom Tait, en una entrevista reciente con La Opinión. “¿Por qué quieres confiscar un carro por 30 días, costando 1,500 dólares? es algo alocado”, dijo el funcionario.

Raúl Quezada, el primer jefe hispano en la policía de dicha localidad, ha dicho que planea cambiar la regla de decomisos de autos, imitando a las ciudades de Los Ángeles y Santa Ana. Por el momento, la agencia analiza si solo se incauta el vehículo por un día o si permiten estacionarlo hasta que llegue una persona con licencia válida. Su idea es aplicar la nueva norma lo antes posible.

“Si hay algo que podamos hacer por la comunidad inmigrante para hacerles la vida más fácil, lo apoyo”, indicó por su parte la vicealcaldesa Kris Murray.

“Soy una genuina impulsora de la política que él [Quezada] intenta implementar y de las reformas que pretende traer a nuestra ciudad”, agregó.

En Anaheim, donde los hispanos constituyen la mitad de la población, los indocumentados manejan con el temor de que un policía los detenga, se dé cuenta de que no tiene licencia y retenga su coche por un mes. Cuando el valor del vehículo es menor a la cuota de recuperación lo abandonan en el depósito.

“Cuesta mucho comprar un carrito para llegar al trabajo, ir a los mandados y es muy difícil el transporte [público] en Anaheim”, explica el activista José Moreno. “Los decomisos son para los que son un peligro para la comunidad, pero si una madre que lleva a su hijo a la escuela pierde su carro, es muy impactante para la vida de esa familia”, afirmó.

Líderes comunitarios habían tratado de modificar las prácticas de la Policía, pero solo les prestó atención Quezada, ratificado al cargo el pasado 17 de diciembre, luego del retiro de John Welter, en medio de los reclamos de los residentes por la muerte de dos latinos a manos de agentes policiacos en 2012.

Hace unos días, el Cabildo aprobó una iniciativa que pretende reformar el sistema electoral local para beneficiar a los candidatos hispanos.

Anaheim aún selecciona a sus gobernantes con el modelo de votación general que, según sus críticos, impide que las minorías tengan representantes en el Concejo Municipal, actualmente dominado por los anglosajones.

“Pensaría que, sin importar la raza, esto es sobre quien quiere la gente que hable por ellos”, dijo el alcalde Tait. “A menudo la gente cree que Anaheim es Disneyland o el distrito de los hoteles de lujo, pero tiene una riqueza cultural que los inmigrantes han traído”, recalcó.

?>