El habitáculo del nuevo Audi TT

La marca alemana presentó en el CES (Consumer Electronics Show) el interior de la nueva edición del deportivo, desarrollado con la tecnología Audi Virtual Cockpit.
El habitáculo del nuevo Audi TT
Audi asegura haber simplificado sus funciones con el panel táctil MMI touch.
Foto: conduciendo.com

Audi no sólo aprovechó al segundo día de actividades del Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas, Estados Unidos, para confirmar que su reconocido deportivo compacto arribará a los mercados de América Latina y el Caribe a finales de este año, sino que además reveló el interior de la tercera generación del TT.

De acuerdo a la cronología, podemos ubicar a la primera edición del modelo como la revolucionaria en cuanto a diseño; a la segunda como la más deportiva gracias a las versiones TT RS plus, y a la tercera como la más tecnológica de todas.

El flamante TT será el primer ejemplar de la firma en incorporar el Audi virtual cockpit, lo que proporciona un cuadro de mandos situado detrás del volante completamente digital, que enseña la información directamente frente al conductor sin necesidad de un monitor MMI central y que se maneja desde el nuevo volante multifunción.

La pantalla TFT de 12,3 pulgadas que “reemplaza” al clásico panel de instrumentos le permite al conductor seleccionar dos modos de visualización; en uno se presentan en primer plano el velocímetro y el cuentarrevoluciones, mientras que en el modo “infotainment” la instrumentación virtual es más pequeña, y se genera así más espacio para funciones como el mapa del sistema de navegación.

El volante multifunción también fue rediseñado. La existencia del Audi virtual cockpit, además de generar un panel de instrumentos más estilizado y simple; provoca que desaparezca la antigua pantalla central y que quede más espacio para las nuevas salidas del sistema de ventilación. Los controles del climatizador están integrados en las propias salidas de aire, y el ajuste de funciones como la calefacción de los asientos, la temperatura, el flujo o la intensidad del aire se realiza desde un único mando integrado, con pequeños displays que muestran la configuración elegida. Debajo de las salidas centrales de ventilación figuran los mandos para la luz de emergencia y otras funciones secundarias.

Por su parte, otro elemento que se actualiza es el sistema MMI, del cual Audi asegura haber simplificado sus funciones. Gracias al panel táctil MMI touch integrado el conductor puede desplazarse a través de listas o hacer zoom en los mapas.

Más allá de estas nuevas herramientas, el interior del nuevo Audi TT ofrecerá asientos deportivos S con prominentes apoyos laterales que pueden ajustarse neumáticamente, reposacabezas integrados y la posición baja característica de un auto deportivo. De la misma manera, se aggiornó el diseño del pomo de la palanca de cambios y de la consola del túnel central.

Si bien el CES es una feria de tecnología y no una muestra específica del mercado automotor, Audi la “utilizó” para dar a conocer sus avances en la materia, ya que junto al interior del TT, en Las Vegas desde el 6 al 10 de enero también se pudo ver el Sport quattro laserlight concept, un prototipo que adelanta lo que podría llegar a ser el futuro de las luces de los vehículos.