En el 2013 asesinaron al menos 130 mujeres en Caracas

Denuncian que la cifra representa un aumento de 50% con respecto a los homicidios registrados el año anterior
En el 2013 asesinaron al menos 130 mujeres en Caracas
Venezuela posee la mayor tasa de homicidios por habitante de Suramérica y la inseguridad es la principal preocupaciones de la población.
Foto: AP

Caracas – La violencia homicida que existe en Venezuela ha afectado especialmente a la población femenina, y una muestra de ello es que sólo en Caracas fueron asesinadas 130 mujeres en el 2013, según informó este domingo el abogado criminalista Luis Izquiel.

“Ello representa un aumento de más del cincuenta por ciento con respecto a los asesinatos ocurridos el año anterior”, precisó el Coordinador de la Comisión de Seguridad Ciudadana de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Izquiel destacó que muchos de estos casos constituyen feminicidios, es decir, homicidios de mujeres por razones de género, un problema que afecta a más de un 70% de la población femenina mundial.

Explicó Izquiel que las agresiones por razones de género pueden presentarse tanto en el ámbito privado como en el público (en el hogar, la escuela, el trabajo o la calle) y pueden incluir acciones de violencia física, psicológica y sexual.

Destacó que recientemente el Parlamento Latinoamericano, por iniciativa de la opositora diputada venezolana Delsa Solórzano, aprobó una Ley Marco Contra la Violencia Feminicida, para evitar que más mujeres en el mundo se conviertan en víctimas de este flagelo.

Pero denunció que “sin embargo esta ley no ha podido entrar en vigencia en Venezuela por falta de voluntad política de los representantes del oficialismo en la Asamblea Nacional (Congreso Unicameral), quienes buscan excusas para no incorporarla a nuestra legislación y la mantienen engavetada”.

Resaltó que la mayoría de las mujeres víctimas de la violencia de género no colocan la denuncia correspondiente, por razones de dependencia y vulnerabilidad física, económica y psicológica en relación al victimario (que suele ser un familiar o su pareja).

Añadió que no acuden a la Policía, “por temor a represalias, desconfianza en que su caso será resuelto y temor a la doble victimización, es decir, el miedo de la denunciante a sufrir humillación por parte de la autoridad que recibe su denuncia”.

Izquiel recalcó que “existe una la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, que tipifica hasta veinte hechos punibles, pero no se cumple debido a la ineficacia de nuestro sistema judicial, por ello los casos quedan impunes”.

Lamentablemente la cultura machista venezolana hace que el problema de la violencia de género sea minimizado en el país, pese a que “se trata de un grave flagelo social que en algún momento tendrá que ser prevenido y atendido con responsabilidad por el Estado”.