Aprende a tener un buen botiquín de primeros auxilios

Aprende a tener un buen botiquín de primeros auxilios
Foto: LA NACION

Como parte importante de cuidar nuestra salud, hemos de considerar las emergencias y estar preparados con los materiales necesarios para proveer primeros auxilios. El tener a la mano un buen botiquín puede ser la diferencia entre vida o muerte, por tanto es importante dedicar tiempo a organizar su contenido y darle la debida mantención. Un botiquín se puede adaptar a diversas situaciones, por ejemplo uno para uso doméstico (en casa), otro para la escuela y uno especial para viajar. Todos ellos encierran la misma gama de herramientas básicas y agregan otras de acuerdo a la necesidad.

¿Qué debe contener un buen botiquín doméstico?

-Guantes de procedimiento estériles

-Gasas estériles, no adhesivas, para limpiar y curar heridas

-Vendajes adhesivos estériles en variados tamaños

-Alcohol de 90 grados para desinfectar materiales y superficies

-Suero fisiológico para limpiar heridas

-Alcohol gel o jabón para desinfectarse las manos.

-Rollo de algodón hidrófilo absorbente y en tiras

-Crema o loción antiséptica como povidona yodada y/o agua oxigenada

-Ungüento antibiótico

-Parches adhesivos (o curitas) hipoalergénicos de varios tamaños

-Rollo de cinta adhesiva hipoalergénica

-Vendas de fijación elásticas

-Termómetro, de preferencia digital

-Tijeras de punta redonda

-Pinzas

-Crema anti-prurriginosa y alivia quemaduras

-Máscara facial

-Tablillas inmovilizadoras

-Manual de primeros auxilios

-Teléfonos de emergencia locales (farmacéutico, médico, control envenenamiento, etc)

Manutención

Es muy importante mantener el botiquín, sea de plástico, madera o metal, en un lugar fresco y seco, cuidando que no reciba calor, humedad ni luz. Conservar todo en sus envases originales para facilitar la localización e identificación del producto (herramienta o medicamento). En caso de tener medicamentos, revisar mensualmente fechas de caducidad, eliminar lo caduco y cambiarlo por un producto nuevo. Mantenerlo fuera del alcance de los niños, sin embargo no es aconsejable colocarle candado o llave porque en momentos de preocupación podría ser contraproducente.

Sobre medicamentos

Cada botiquín al menos ha de llevar dos medicamentos base, algún anti-inflamatorio y analgésico (paracetamol, ibuprofeno) y un anti-histamínico (para tratar alergias) en comprimidos. Por supuesto su elección y uso dependerá de lo que una persona (o familia) sepa, por su médico, que le es de utilidad. Previa consulta médica se podría agregar en la versión doméstica un anti-nauseoso, anti-diarréico y un antiácido.

En botiquines de viaje se tendría que agregar medicamentos específicos que necesite alguien con una enfermedad específica o crónica: insulina para diabetes, antidepresivos, inhalador para el asma, anticonceptivos. En viajes es vital para prevenir reacciones alérgicas serias, agregar un anti-histamínico inyectable (consultando a su médico). Dependiendo del caso incluso puede agregarse al botiquín doméstico.

Recomendaciones

En el hogar no se aconseja guardar en el botiquín de primeros auxilios cualquier medicamento que por tratamiento se esté tomando o usando, dado que algunos necesitan refrigeración o cuidados diferentes de mantención. Además, previene que todos en la casa accedan a ellos y accidentalmente puedan ingerirlos o usarlos.

Ten presente que un botiquín es para procurar prevenir y dar primeros auxilios, previa atención médica. Por tanto, un buen botiquín incluiría lo básico descrito al inicio y agregaría o daría énfasis al medicamento o material más necesario en una situación particular. Mantén un buen botiquín en casa, el auto, el lugar de trabajo y al ir de viaje.