Botanas domingueras: Los mejores pasabocas para compartir en familia

Prepara unas deliciosas botanas domingueras para compartir en familia.

Aunque las botanas pueden tener diferentes significados en distintas regiones a nivel mundial, ya que las culturas varían en sus ideas sobre lo que realmente enmarca a una botana, todos estamos de acuerdo en que las botanas son pequeños pasabocas o refrigerios que se comen entre comidas en algún momento después del desayuno.

Además de ser pasabocas que se ingieren entre comidas, las botanas también pueden sustituir una comida según el tamaño y la frecuencia con que se consuman, como publicó el portal de Internet Arecetas.com. Asimismo, los tipos de botanas varían según la ubicación geográfica, pues algunas culturas prefieren bocadillos salados como papas fritas, galletas de sal, pizzas, nueces, o bizcochos crujientes, mientras que otras culturas seleccionan comidas dulces como yogures, frutos secos, helados, postres, golosinas y chocolates.

Sin embargo, hoy compartiremos contigo una receta publicada en el libro “Tesoros de recetas de cocina clásicas” por el chef maestro John Butler, un bocadillo que tiene lo mejor del maíz y del queso: Pastelillos de maíz con queso suizo y hierbas. ¡La receta perfecta para tus botanas domingueras!

Pastelillos de maíz con queso suizo y hierbas

Porciones: 4

Calorías: 331

Ingredientes:

1/2 taza de harina de maíz amarillo

2 cucharadas de harina

1/2 cucharadita de levadura en polvo

1 pizca de sal

2 y 1/2 cucharadas de leche

4 cucharadas de mantequilla derretida

1 cucharada de aceite vegetal

2 onzas de albahaca fresca picada finamente

1 cucharada de cilantro fresco picado finamente

Preparación:

Antes de comenzar pre-calienta el horno a 350°C.

En un tazón mediano combina la harina de maíz, la harina blanca, la levadura en polvo y la sal. Asegúrate de mezclar bien.

Para crear un bocadillo más suave, asegúrate de utilizar un cernidor de harina al servir estos ingredientes.

En este mismo tazón, abre un pocito en el centro de la mezcla de las harinas, la levadura y la sal y agrega la leche y la mantequilla derretida. Revuelve suavemente con un tenedor o con tus manos para combinar el líquido los ingredientes sólidos.

Una vez tengas la masa lista, sirve el aceite en una sartén pesada y calienta a temperatura media.

Cuando el aceite esté bien caliente, coloca la masa separada en cucharadas (para que formes tus pasteles) dentro del aceite para freír. Intenta que tus pasteles queden más o menos del mismo tamaño.

Fríe la primera cara de tus pasteles durante 4 minutos o hasta que veas que sus bordes se han dorado y han tomado un color oscuro. Voltea los pastelillos y fríe la otra cara también durante 4 minutos.

Escurre tus pastelillos en toallas de papel cocina y repite este proceso con el resto de la mezcla.

Cuando hayas terminado de freír y secar los pasteles, colócalos en un molde para hornear y rocía con el queso suizo.

Hornea durante 2 minutos aproximadamente, o hasta que el queso se derrita completamente.

Saca del horno y salpícalos con la albahaca y el cilantro cortados y tendrás listos unos deliciosos pasabocas para compartir durante el domingo.

http://tracking.skyword.com/tracker.js?contentId=281474979056198