Consejos sobre la decoración con plantas

La decoración con plantas se practica desde la antigüedad con el fin de embellecer el hogar, conseguir un ambiente relajado y combinar con el estilo de los muebles y los accesorios en las diferentes habitaciones de la casa.

De acuerdo con el feng shui, es muy fácil reducir el estrés rodeándose de hojas y flores, y según se ha comprobado, trabajar en oficinas donde hay vegetación aumenta la productividad de los empleados.

Antes de decidir en qué lugar colocar las macetas debes tener en cuenta la luz, la temperatura y la humedad existentes en cada habitación, para poder determinar qué plantas son las más convenientes de acuerdo con las condiciones que requieran para desarrollarse. Por ejemplo, en una atmósfera muy seca no es aconsejable decorar con helechos, que necesitan mucha humedad, en cambio los cactos prosperan muy bien rodeados de aire seco. Tampoco es recomendable cambiar con frecuencia de lugar a las plantas, porque después de cada cambio tienen que adaptarse al nuevo sitio donde se encuentran y eso las afecta, reflejándose en su aspecto.

Si vives en un clima frío, evita que tus plantas de interiores estén cerca de la calefacción, y protégelas de las corrientes de aire, situándolas lejos de puertas y ventanas. En un sitio cálido, sin embargo, las ventanas son lugares ideales para poner plantas que requieren de mucha luz. Puedes incluso combinarlas con el color de las cortinas. Y sea cual sea el clima del lugar donde vives, procura combinar plantas de distintos tonos de verde para crear una sensación de calma y tranquilidad.

Una cesta colgante con helechos, begonias o verbenas, así como petunias y plantas que florezcan todo el año son un detalle de color perfecto para colocar a los lados de una puerta o ventanal, o simplemente en una pared amplia, y solo requieren recibir agua a menudo, rociada con un frasco de aerosol, para mantenerse hermosas. Otras plantas que crecen fácilmente en cestas colgantes son las hierbas aromáticas como la menta, el orégano, la albahaca y el tomillo. Nada mejor que tenerlas a mano en la cocina, para sazonar los platos que preparas.

Escoge plantas altas o de tamaño mediano, que se adapten a la luz escasa, para los pasillos y vestíbulos, y pon macetas pequeñas en los descansos de las escaleras, seleccionando las plantas de acuerdo con las condiciones ambientales. Cuelga helechos de la pared del baño y coloca plantas con flores en la sala, para que combinen con los colores del mobiliario y le den un toque de elegancia al ambiente en el que se suele recibir a los seres queridos. Si tu sala es espaciosa, no temas darle protagonismo a una planta de gran tamaño que atraerá todas las miradas.

Como reglas generales a la hora de decorar, debes evitar que el sol le dé directamente a una planta si no estás segura acerca de cuáles son sus necesidades. Coloca plantas altas en sitios con el techo alto y en el hueco de las escaleras, y flores blancas en los rincones menos iluminados de la casa, para que den un efecto de luz.