¿Cuál es tu talla ideal de brassier?

Posiblemente no sepas cuál es tu talla ideal de brassier, pero no estás sola, pues se calcula que aproximadamente el 70 por ciento de las mujeres no usan el tamaño adecuado. O bien usan uno muy pequeño, lo que les oprime el pecho, deja marcas profundas en la piel e impide la adecuada circulación de la sangre, o usan uno demasiado grande, dejando los senos sin el soporte que necesitan.

Seleccionar correctamente el brassier es esencial para realzar la silueta femenina. Cuando una ropa queda bien en el cuerpo, el sujetador hace que luzca aún mejor, pero si no tiene la talla adecuada, puede incluso hacerte lucir más gorda.

Los expertos aseguran que existe un sostén adecuado para cada tipo de busto, tanto si se quiere minimizarlo como si se quiere aumentarlo, pero hay que escogerlo tomando en cuenta cuál es la necesidad de la mujer.

Cómo seleccionar el brassier adecuado

Lo primero que debes hacer al probarte un sosten es colocar el tirante en su sitio, ajustando las tirillas. Los tirantes deben estar alineados con los pezones y el busto debe quedar a la altura de la mitad del brazo, entre el hombro y el codo.

Recuerda que, si te queda demasiado ajustado, se te formarán antiestéticos bultos de carne bajo la ropa. Tu talla ideal dependerá de dónde te sale el busto y del ancho del sostén a los lados. Mientras más grandes sean tus senos, más anchos deberán ser los lados para favorecer tu figura.

La forma en que ajustes los ganchos, la copa y la espalda, también afecta la selección de la talla correcta. Si el brassier es pequeño, te dejará marcas dolorosas en los hombros, y si te queda grande, los tirantes se escurrirán por los brazos y se notará a través de la ropa el espacio vacío en la copa. Pruébate varias tallas y modelos para poder sentir la diferencia. El sostén tiene que levantar el busto pero sin que se salga de las copas.

Los modelos con varillas o ballenas son ideales para los senos más grandes porque ayudan a elevar y darle forma al busto. Nunca te compres un brassier si no te sientes completamente cómoda con él. Y debes estar atenta a los cambios que experimentan los senos después de un parto y de la lactancia, o tras un marcado aumento o descenso de peso, pues estos factores afectan su tamaño y por ende, la talla del sujetador.

Cómo medirte para hallar tu talla ideal

La talla y la copa del brassier son independientes. La primera corresponde a números: 30, 32, 34, 36, 38, 40 ó 42. Y la segunda, a letras: A, B, C, D, DD.

Para medirte la talla de espalda, coloca una cinta métrica alrededor de la caja torácica, debajo de los pechos. Añade 4 pulgadas si arroja un número par y 5 si la medida es impar.

Para determinar el tamaño de copa, mide alrededor de la parte más llena de los pechos (por encima de los pezones). Deduce de esta cifra la medida de la caja torácica. Una diferencia de 1 pulgada equivale a una copa A, 2 pulgadas a una B y así sucesivamente.