Dejar de fumar: tips para tener éxito

Dejar de fumar: tips para tener éxito
Foto: LA NACION

El tabaquismo es un hábito que sólo acarrea problemas para la salud, no sólo de quien fuma sino de quien recibe la toxicidad del humo exhalado, dañando la salud de quienes nos rodean. Fumar puros, beedis, naguiles, cigarros regulares y pipas es todo dañino. Como toda adicción, entendemos que dejar de fumar requiere mucho más que voluntad. La decisión es el primer paso, luego se necesita seguir un plan, conseguir apoyo y perseverar en la acción hasta conseguirlo. Es importante destacar que si perseveras ¡sí, puedes lograrlo!

En Estados Unidos, actualmente, mueren 440 mil personas al año por problemas causados directamente por el tabaco. Como parte de tener éxito en dejar este mal hábito, es importante recordar constantemente lo que ganas al hacerlo. Hay múltiples beneficios por dejar de fumar, algunos son:

1. Eliminas la causa principal de contraer y morir por los siguientes tipos de cáncer: pulmón, esófago, laringe, boca, garganta, riñón, vejiga, páncreas, estómago, cérvix y leucemia mieloide aguda.
2. Eliminas en un alto porcentaje la posibilidad de enfermar de apoplejía, aneurisma de la aorta, arteriosclerosis, enfermedad vascular periférica, derrame cerebral, infarto al miocardio, bronquitis crónica, enfisema, asma, infertilidad, osteoporosis y cataratas.
3. Si no fumas estando embarazada, eliminas por mucho el riesgo de que tu bebé nazca prematuro, con bajo peso o que muera por síndrome de muerte súbita.
4. Tus defensas mejoran mucho. Disminuirás el riesgo de padecer seguido resfrío, gripe, neumonía, pulmonía y, en general, toda infección que afecte a las vías respiratorias.
5. Eliminarás la causa de que tus hijos enfermen o empeoren de asma, bronquitis, ataques de tos, infecciones de oído y de las vías respiratorias.
6. Eliminarás la causa de que, por el humo secundario, tu familia y amigos adultos no fumadores adquieran diversos tipos de cáncer y enfermedades cardio-respiratorias.
7. Te sientes con más energía.
8. Mejoran el olfato y el gusto.
9. Respiras mejor y eliminas la tos crónica.
10. Tienes dientes más blancos y aliento fresco.
11. Ahorras mucho dinero, entre 200 a 1000 dólares al mes.
12. Te sentirás orgullosa de ti misma.

Existen varios recursos para dejar de fumar. Cada persona es diferente, por tanto para ti puede ser de más ayuda un tratamiento que otro. Lo cierto es que todos brindan apoyo para deshacerte de este hábito.

Algunas herramientas que han probado ayudar a dejar de fumar:

– Usar apoyo terapéutico y familiar.

– Deshabituantes del tabaco: parches o goma de mascar que liberan pequeñas dosis de nicotina.

– Antidepresivos: actúan en el sistema nervioso central, ayudando a abandonar el consumo de tabaco.

– Tratamiento con homeopatía.

– Practicar métodos de relajación como yoga o meditación.

– Tratamiento con hipnosis.

– Procurar aumentar el consumo de frutas y verduras.

Parte esencial de dejar de fumar es prepararse para las recaídas, etapa esperable durante el síndrome de abstinencia y la necesidad del cuerpo de ingerir más nicotina. La ansiedad puede manifestarse incrementando el deseo de beber alcohol, comer más o menos, depresión y mal humor. Ayudarse con un médico psiquiatra o un experto en adicciones elimina casi totalmente los síntomas de ansiedad. Y cuando aún queden momentos donde el nerviosismo parezca ser superior, el apoyo de un terapeuta y de la familia es suficiente para perseverar hasta conseguir el éxito. Por tu salud, la de tus hijos, familia y amigos ¡adelante, deja de fumar hoy!