Ideas para decorar reciclando

Reutiliza ropa, macetas y hasta corchos para crear elementos decorativos para tu casa.

Usa la ropa que ya no utilices para crear coloridas almohadas.
Usa la ropa que ya no utilices para crear coloridas almohadas.
Foto: Shutterstock

No sólo la estética es importante: los gustos personales lo son tal vez más y se une a ello procurar expresar tus preferencias reutilizando diversos materiales para cuidar nuestro planeta.

Te inspiramos con ideas y consejos para decorar tus momentos y espacios en casa uniendo tus gustos y la ecología. Así podrás crear refrescantes, fáciles y útiles accesorios mientras cuidas el medio ambiente, te entretienes y ahorras dinero. Todo en uno.

Reutiliza los corchos

Luego de disfrutar de tus vinos ¿tiras los corchos? Guárdalos, pueden crear prácticos y elegantes protectores para tus muebles y mesas. Sean tazas, ollas, bandejas o sartenes, es necesario tener a mano posa utensilios de variados tamaños para que tu superficie preferida permanezca sin dañarse por artefactos calientes.

Procedimiento: junta unos 40 corchos de tamaño similar para hacer un posafuentes mediano. Ubícalos verticalmente formando un círculo ajustado. Rodéalos con una abrazadera metálica de 8 a 10 pulgadas; hay en tiendas de ferretería. Aprieta la abrazadera para afirmar los corchos y corta el excedente.

Ideas: puedes pintarlos de tu color favorito o incluso crear dibujos más elaborados en el exterior.

Cojines o almohadones de ropa usada

Puede ser de camisetas, vestidos o cualquier tela que esté en buen estado pero ya has decidido no usar. Si has acumulado muchas, puedes elegir el estampado que más te guste, aunque el mezclar diversos patrones funciona muy bien para decorar en diversos espacios. Tú eliges el tamaño del cojín a crear. Puedes usar trozos de tela de tu sastre o de algún familiar que confeccione su ropa.

Procedimiento: de tu ropa en desuso o telas disponibles, corta dos cuadrados de tela en igual tamaño. Colócalos uno frente al otro con los lados exteriores hacia adentro. Luego cóselos por tres lados, te quedará una funda con un lado abierto. Rellena tu almohada con material que tengas de cojines sin uso o adquirirlo en tiendas de sastrería. Para cerrar el lado restante, puedes coserlo o agregarle un tipo de velcro o cremallera para poder reutilizarlo.

Crea mantas con bufandas o pañuelos

Si por moda o desinterés tienes bufandas o pañuelos al fondo de tu closet sin usar, sácalas y conviértelas en originales mantas para dar un toque de calidez y calor a tus momentos en casa.

Procedimiento: elige los del mismo tipo de tela (lana, hilo, algodón) para cada manta. Reúne unos seis o siete pañuelos (o bufandas) en colores similares o en contraste. Córtalos al mismo largo y cóselos de borde a borde.

Ideas: une dos mantas de similar tamaño para así tener un chal o manta más cálido.

Decora con velas

La versatilidad en sentimiento y calor de hogar que traspasan las velas las hace infaltables en los consejos para decorar tu hogar.

Procedimiento: friega el interior de algunas macetas, procurando tapar el agujero de drenaje. Insértale una mecha de algodón rígido disponible en tiendas de manualidades, mantenla vertical atando uno de sus extremos a un lápiz puesto arriba de la maceta. En una olla derrite a fuego lento los restos de velas, luego vierte la cera líquida en las macetas. Deja enfriar unas ocho horas.

Ideas: usa diferentes formas de macetas u ollas para crear velas de variados tamaños y formas.