Los colores en la decoración

Antes de decantarte por un color u otro, además de tener en cuenta tus preferencias, tendrás que valorar la influencia que los colores pueden ejercer sobre tu estado de ánimo. Lo más recomendable es que, previamente a la elección, te ilustres mirando imágenes que sean de tu agrado. Esto puedes hacerlo tanto a través internet como de revistas, ya que de esta manera siempre te será más fácil apostar por un estilo y acertar en tu elección.

Cómo clasificar los colores

La principal clasificación que puedes hacer de los colores es en dos grupos: cálidos y fríos. Los primeros estimulan y a contribuyen a desarrollar la actividad física y mental y los segundos ayudan a relajarte y facilitan la conciliación del sueño. A la hora de elegir los tonos para cualquier estancia, debes tener en cuenta sus dimensiones, la altura de los techos, la tonalidad del mobiliario, así como el color de las otras estancias. Piensa que en caso de tener habitaciones pequeñas o con poca luz natural, colores como el blanco te ayudarán a agrandar visualmente el ambiente. La principal característica de todos los tonos claros es que son capaces de generar luminosidad por sí solos.

Un color para cada estancia

Los colores fríos como verdes o azules, son los indicados para dormitorios o zonas de descanso, ya que tienen un efecto sedante, consiguen crear un ambiente relajado y ayudan a conciliar el sueño. Estos efectos también se pueden conseguir con colores como el blanco o el gris. Si estás pensando en cambiar el color de tu oficina, una buena elección puede ser el amarillo o el naranja, ya que ayudan a desarrollar la creatividad. En el salón te pueden venir bien tonos tierras, como los ocres o marrones, que invitan a la calma y consiguen que la gente se sienta tranquila.

Si deseas aportar un toque de alegría o más desenfadado al ambiente, puedes elegir algún color más llamativo para resaltar una pared. En este caso, el rojo puede ser tu color, pues ayuda a que se desarrolle la conversación, al mismo tiempo que agrupa a la gente. Otra buena opción es que añadas negro, en pequeñas dosis, por su sofisticación y elegancia.

Los colores de esta temporada

Desde la redacción de Facilísimo sugieren como colores para esta temporada los tonos atrevidos. Apuesta por los rojos, en toda su gama, así como por los fucsias y naranjas para que consigas inundar tu casa de vida y pasión.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de 178 – I Live in IKEA por Hillary, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “Sharealike” en http://www.flickr.com/photos/lamenta3/4841964320/