Nacimientos para Navidad en tu hogar

Ya ha llegado la Navidad a todos los hogares de Estados Unidos, y si hay una costumbre entrañable de miles de años con respecto a la decoración, son los nacimientos para Navidad. Las familias suelen ponerlos en un lugar muy visible de la casa, en el recibidor o en el salón, donde todo el que venga de visita pueda admirar el belén.

Con el paso del tiempo los nacimientos han pasado del tradicional pesebre con figuras de yeso a toda una infinita gama de estilos, donde incluso decoradores de nivel internacional han decidido presentar sus belenes. Hay para todos los gustos, encontrarás belenes autóctonos, como el que te mostramos en la foto de Almudena, un belén argentino totalmente artesanal; los hay clásicos, también los hay divertidos donde las figuras tienen los rostros de personajes conocidos y los hay de diseño vanguardista.

A los hispanos que vivimos en Estados Unidos nos encanta lucir en nuestros hogares un pedacito de nuestra tierra, sobre todo en una época tan sentimental como la Navidad, así que puedes optar por uno típico de tu país o bien por uno con figuras de personajes famosos, centrándote en cantantes que te gusten, en actrices que te inspiren… deja volar tu imaginación a través del nacimiento.

Nacimiento, Pesebre, Portal, Pasitos o Belén son algunas de las denominaciones que usamos los hispanos para esta tradición navideña que data de 1223 cuando Francisco de Asís comenzó esta costumbre. Aunque entonces, sólo existían aquellos representados por personas reales que actuaban dentro de un establo y explicaban a sus vecinos el nacimiento de Jesús. Hoy en día, si bien sigue teniendo su sentido religioso, lo cierto es que también ha adquirido un carácter decorativo.

Tienes infinitas opciones de nacimientos para Navidad en tu hogar. Lo primero es buscarle una buena ubicación, un sitio visible donde todos puedan disfrutar de él. Una vez elegido el sitio, piensa en cómo te gustaría ese nacimiento. Decide si quieres uno tradicional, o si prefieres uno que represente directamente tus raíces (si estás lejos de tu tierra puedes encargárselo a un familiar que venga de visita, o navegar por distintas páginas webs donde encontrarás una amplia gama para escoger). Si tienes hijos, incluso podéis pasar una divertida tarde familiar haciendo manualidades, podéis fabricar las figuras con materiales reciclables, luego pintarlas, a los niños les encantará y será un orgullo para ellos mostrarles a todos los familiares que os visiten el nacimiento que hicieron.

Sea como sea, está en nuestras manos mantener la tradición. Decídete por el nacimiento que más vaya con tu casa o con tu gente y juntaros una tarde para prepararlo en familia. Y es que en eso consiste la Navidad, en hacer de esta celebración un momento familiar tan mágico y único que queráis repetirlo año tras año.