Pantalones de vestir: Reglas de oro para elegir los correctos

Los pantalones de vestir son protagonistas en la vida de las mujeres que trabajan. Son fáciles de llevar y nos permiten mayor movilidad que una falda. Además, nos ayudan a vernos profesionales en nuestros centros de labores.

Actualmente, existe una variedad inmensa de pantalones ya que es una prenda atemporal -pueden usarse en todas las estaciones- y solo debemos buscar el tipo de tela y el color adecuado.

Cada temporada, muchas tiendas nos atiborran de nuevos diseños: clásicos, rectos, acampanados, abombados. El tema es saber elegir el que mejor nos queda. Para eso, cada mujer debe conocer de memoria su contextura, la forma de sus caderas y de sus piernas. Estos datos nos ayudarán a tomar una decisión idónea para optar por uno u otro modelo.

Según Fashion Rulz, para elegir pantalones, debemos tener en cuenta el tipo de cuerpo que tenemos:

Si tenemos el tórax (pechos y espalda) más ancho que nuestras caderas, nuestro cuerpo tiene forma de “Apple” (Manzana). En este caso, debemos optar por pantalones acampanados, o con bolsillos a los costados, para compensar el volumen de las caderas con la parte superior del cuerpo.

Si tenemos igual proporción en la parte superior e inferior de nuestro cuerpo, se llama “Reloj de Arena” y podemos ponernos ropa que nos ayude a lucir las curvas naturales pero sin caer en la vulgaridad, ni que parezca que la ropa nos ajusta demasiado. Asimismo, el uso de una correa ayuda a afinar la cintura.

Si tenemos las caderas más anchas que nuestro tórax, tenemos cuerpo de “Pera”. Es importante usar pantalones de color oscuro (azul, negro, gris, verde petróleo), rectos o ligeramente acampanados (algo relajados), que no tengan muchos bolsillos u adornos para no generar más volumen ni atención en esta zona.

Si somos delgadas y de pocas curvas, tenemos cuerpo rectangular, por lo que podemos usar todo tipo de pantalones, sobre todo los Skinny y los de piernas anchas. Debemos buscar aquellos que tengan bolsillos en la parte posterior para dar volumen a esta zona y también podemos optar por pantalones con talle bajo ya que transmite una visión de curvas.

Sea cual sea nuestro tipo de cuerpo, debemos estar cómodas con el pantalón que elijamos. Igualmente es importante comprar uno de buena tela para evitar que se arrugue demasiado y nos haga lucir desarregladas.

Finalmente, no debemos olvidar que si el pantalón requiere de algún arreglo, como colocar una pinza o hacerle la basta, es fundamental realizarlo antes de usarlo. Solo así, los pantalones de vestir acentuarán nuestras fortalezas y nos ayudarán a lucir fantásticas en el evento, reunión que tengamos o inclusive, en nuestras oficinas.