Papa a la huancaina: Fácil y delicioso

¿Has escuchado hablar de la Papa a la Huancaina? Es un potaje peruano delicioso y muy fácil de hacer. Su nombre hace referencia a una ciudad peruana (Huancayo, ubicada en Junín). Si bien podría parecer que la estrella del plato sería la papa, en realidad lo que hace la diferencia es la salsa que la acompaña, la cual es fácil de preparar ya que la mayor parte se hace con ayuda de la licuadora. Solo toma veinte minutos para tenerla lista.

En Internet hay varios tutoriales con la receta. Algunos usan más ají que otros. Sin embargo, de acuerdo a Cocina del Mundo, los ingredientes – para cuatro personas- para hacer la receta base son:

Para la crema: 4 ajíes amarillos (si se licúan con pepas saldrá más picante, si quieren una opción que no pique se debe hacer sin pepas), 1/2 taza de leche evaporada, 1/2 taza de aceite, 350 gramos de queso fresco o alguno que se asemeje y 1 paquete de galletas de soda o en su reemplazo, 6 panes blancos.

Como acompañamiento se deben tener 8 papas y 4 huevos, los cuales deben ser sancochados.

Los ingredientes de la salsa deben colocarse en la licuadora en el siguiente orden: Primero los ajíes con aceite, luego se deben añadir el queso, las galletas desmenuzadas y la leche. Debe quedar uniforme. Si está muy espesa, se debe incluir más leche. Finalmente, se sirve con las papas y los huevos cocidos. Se puede adornar con lechuga y aceitunas.

La papa a la huancaina es un plato frío, que se sirve como entrada. Es el sabor de esta receta y su facilidad, lo que la hacen adaptable a múltiples opciones. Es por ello que es muy conocida entre los peruanos, quienes suelen emplearla en diferentes ocasiones.

Además, las papas y los huevos pueden ser reemplazados con facilidad. Esto implica que la salsa también es empleada constantemente como acompañamiento de fideos (en lugar de salsa al pesto o salsa de tomates). También se estila -para reuniones familiares- servir la salsa huancaina con papas baby ya que tendrá el mismo sabor de la receta original, solo que se verá más bonita por usar una papa pequeña. Igualmente, puede emplearse como salsa regular (para variar el uso de otras cremas como mayonesa, ketchup o mostaza) servidas con hot dogs, nuggets, o piezas de pollo o carne a la plancha.

Por ello, atrévete a preparar esta receta y a disfrutar de un delicioso platillo. No te arrepentirás de tener un nuevo potaje con el que puedes deleitar a tu familia.