¿Tienes diabetes? ¡Cambia tu estilo de vida!

¿Tienes diabetes? ¡Cambia tu estilo de vida!
Foto: LA NACION

Seguramente conoces los síntomas más comunes de la diabetes: sed, agotamiento y frecuentes deseos de orinar. Sin embargo, quizás no sepas que muchas mujeres jóvenes y en apariencia saludables, tienen niveles de azúcar en la sangre anormalmente altos, sin siquiera saberlo, debido a que los síntomas pueden ser tan sutiles que no se detectan a simple vista.

Tal vez esa es la razón por la que esta enfermedad se ha convertido en una verdadera epidemia en los Estados Unidos, donde el número de pacientes diagnosticados se triplicó entre 1980 y 2010, de acuerdo con las estadísticas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Entre la población hispana, los puertorriqueños tienen el porcentaje más alto de enfermos diagnosticados con esta enfermedad, seguidos por las personas de origen mexicano y cubano. Y más de 24 millones de norteamericanos tienen prediabetes, por lo que están en riesgo de desarrollar la enfermedad en los próximos años.

La buena noticia es que más de la mitad de los casos nuevos podrían evitarse con algunas variaciones en el estilo de vida:

1. Bajar de peso, ya que el exceso de grasa evita que la insulina trabaje de forma apropiada, preparando el terreno para la aparición de diabetes del tipo 2.

2. Cambiar el consumo de carbohidratos, cortando la ingestión de galletas y pasteles y aumentando la cantidad de granos enteros, frutas, nueces, legumbres y vegetales en la dieta. Las ensaladas son una buena opción, nutritiva y deliciosa, para incluir en la dieta los nutrientes que el cuerpo necesita.

3. Eliminar la grasa saturada y consumir grasa poliinsaturada o monoinsaturada como la de los mariscos y aceites vegetales.

4. Practicar ejercicios regularmente. Basta con una caminata de 30 minutos, cinco veces a la semana, para reducir el riesgo hasta en un 40 por ciento.

5. Revisar los niveles de azúcar en la sangre después de 8 a 12 horas sin ingerir alimentos. Esto ayudará a detectar la prediabetes y revertir la enfermedad regresando a los niveles normales de glucosa en la sangre.

6. Vigilar los factores de riesgo como exceso de grasa en el abdomen, colesterol y triglicéridos altos, azúcar por encima de lo normal en ayunas y presión arterial alta.

Si tienes diabetes del tipo 2 o estás en riesgo de desarrollarla, ya sea por sobrepeso o por factores hereditarios, te conviene hacer cambios en tu dieta. Ciertos estudios llevados a cabo en un centro de investigación de Maryland arrojaron que la canela ayuda a controlar la glucosa del diabético, mejorando la capacidad de la insulina de llevarla a las células que la necesitan. Y otra investigación realizada en Harvard demostró que las mujeres que ingerían mayores cantidades de magnesio en su dieta, un mineral presente en las nueces, granos integrales y vegetales de hojas verdes, tenían menos tendencia a desarrollar la enfermedad.